La iglesia de Castrosante lleva un año esperando ser rehabilitada después de que la destruyese un tornado

Reparar los destrozos tendrá un coste de en torno a 33.000 euros, según las estimaciones del obispado


Monforte

Los vecinos de Castrosante, en A Pobra do Brollón, siguen esperando por la rehabilitación de la iglesia de la parroquia, parcialmente destruida por un violento fenómeno meteorológico -un tornado, según todos los indicios- el 16 de febrero del 2011. Ese día, la fuerza del viento derribó la espadaña del campanario, que al caer hizo que se desplomase la cubierta de la nave del templo. Al cabo de un año, la iglesia continúa en el mismo estado que quedó entonces. La nave sigue sin tejado y el interior está lleno de cascotes.

El actual párroco de Castrosante, Manuel Val, espera que la diócesis de Lugo consiga en un plazo más o menos breve la financiación necesaria para restaurar la iglesia. Un técnico del obispado elaboró un proyecto en el que el coste de las obras se estima en unos 33.000 euros.

La iglesia de Santa Mariña de Castrosante es un edificio del siglo XIX sin especial valor artístico o histórico, pero para los fieles de la parroquia es un lugar importante. Desde que el templo quedó inutilizado no pueden oficiarse las misas que antes se celebraban cada dos semanas. Los funerales han tenido que desplazarse a la vecina localidad de Saa y al menos un par de bodas que iban a celebrarse en esta iglesia tuvieron también que cambiar de ubicación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La iglesia de Castrosante lleva un año esperando ser rehabilitada después de que la destruyese un tornado