Miles de aficionados se volcaron de nuevo con el Rali do Cocido

La lluvia dificultó la jornada de ayer, que solo finalizaron 86 participantes


lalín / la voz

El Rali do Cocido es sinónimo de emoción hasta el último momento, y ayer lo demostró de nuevo, y con creces. Iván Ares se convirtió en ganador de la prueba lalinense, pero su triunfo estuvo deslucido por las circunstancias, ya que al final, fueron los comisarios los que tuvieron que decidir qué tiempo se le aplicaba en el último sector, después de que este se negase a salir por lo impracticable del firme, tras la fuga de aceite del coche de Blach.

Al universalizar a todos los pilotos el crono logrado por Burgo en la segunda pasada a Brántega, Iván Ares, que tenía 1,3 segundos de margen respecto al lucense, se convirtió en el primer ganador de la temporada gallega de asfalto. Finalizaba así una jornada que, más allá de la obligada intervención de los comisarios, había estado marcada por la lluvia y la masiva afluencia de público.

Doce horas intensas

La prueba inaugural del Campeonato Gallego de asfalto mantuvo la tensión hasta el último tramo de la noche, con los seguidores de las cuatro ruedas mordiéndose las uñas hasta el último segundo a la espera de conocer el vencedor del Cocido 2011.

Iván Ares (Mitsubishi Lancer EVO VIII- Escudería Lalín Deza) y Pedro Burgo (Ford Focus WRC 05- Escudería Miño Lugo) se encargaron de poner la miga en una carrera pasada por agua en la que hubo que anular varios tramos por salidas de vía, aunque sin heridos de consideración. Finalmente fueron 86 los vehículos que consiguieron finalizar la décimo séptima edición del Rali do Cocido, demostrando una vez más que, aunque la de Lalín es de las carreras más vistosas, también es de las más complejas.

La neutralización de las dos pasadas a O Couto, la segunda a Xirón y la de la pasada final de Brántega reafirmaron ese carácter exigente de la prueba dezana, que se vio además dificultado por la lluvia, que se intensificó a medida que avanzó el día.

El público respondió

Si en el sector urbano del viernes el Agro de Lalín de Arriba reunía a varios miles de aficionados, las carreteras de la zona no se quedaron atrás. Miles, y miles de espectadores se apostaron en los laterales de los tramos de ayer para ver a los más de 130 pilotos que tomaron la salida. El Rali do Cocido sigue siendo de los más seguidos del campeonato, y ayer quedó patente de nuevo. Desde la organización, a cargo de la escudería Lalín Deza, se destacó el civismo de los aficionados, bien colocados en todos los tramos.

Los miles de seguidores apostados en las cunetas de Lalín, Agolada y Forcarei aguantaron estoicamente la lluvia, el frío y los retrasos obligados por las neutralizaciones. Fueron los espectadores en muchos casos los encargados de poner la nota anecdótica a la jornada, puesto que improvisaron picnics y entretenimientos allá donde se encontraban. Los que también tuvieron un buen día fueron los locales de hostelería de la zona y los puestos ambulantes, de lo más solicitado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Miles de aficionados se volcaron de nuevo con el Rali do Cocido