El «experimento Carballo» cuajó y ya llevan cuatro directos


Carballo, verano del 2008. En plenas fiestas patronales, Cristina Pato y Rosa Cedrón recuerdan aquella actuación de Soas, aquel recital, como su bautizo de fuego, el «experimento Carballo», lo bautizan en su charla con La Voz.

«Era la primera vez que salían a escena juntas para presentar su proyecto Soas. Y estábamos en un ambiente algo desubicado porque estábamos con un piano, en plenas fiestas y en una plaza al aire libre. Y además la gente no sabía qué era lo que se iba a encontrar», rememoran. «Verdaderamente teníamos miedo», comentan hoy entre risas. «No teníamos ni idea de cómo iba a responder la gente», explica Rosa.

Y respondió con gran emoción. Desde entonces, aparte de sus compromisos en solitario, han dado cuatro conciertos en A Laracha, Bertamiráns y el último hace algo más de un mes en Lugo.

«Nosotras teníamos muy claro que lo que estábamos haciendo nos fascinaba, pero no sabíamos cómo iba a asimilar la gente este diferente registro. Y esa respuesta nos animó a seguir. Quizá si hubiera sido de otra manera no estaríamos hoy tan ilusionadas con el disco e intentando coordinar agendas para poder dar más conciertos». Aunque el concepto de Soas ha surgido recientemente, Cedrón y Pato han colaborado en otros temas de forma puntual. De hecho, la de Rosa es una de las voces que suena en el último disco de Cristina Pato. «Está enamorando a los estadounidenses», comenta orgullosa Pato de su compañera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El «experimento Carballo» cuajó y ya llevan cuatro directos