Las casetas empezaron a servir el pulpo con una previsión de ingresos menor que la de 2008


Al igual que otros años, el primer día de actividad en el ferial se caracterizó por ser tranquilo. De las cinco casetas, solo abrieron dos: La Palloza y Aurora de Carballiño. En cualquier caso, la situación de ayer durará poco, ya que a mediados de esta semana, tanto las casetas como las barracas funcionarán con normalidad y, por lo tanto, con las típicas colas para conseguir mesa. A pesar de ello, los hosteleros creen que la crisis afectará aún más que en 2008.

El año pasado la asistencia a las casetas disminuyó con respecto a fiestas anteriores. Para este, hosteleros como Ramiro López, de La Palloza, creen que volverá a disminuir por la crisis «psicológica, más que por la real», señaló argumentando que en Lugo hay mucha gente cuyo salario y poder adquisitivo sigue siendo el mismo que hace años.

La facturación de estos negocios en San Froilán es un dato difícil de conseguir, pero se calcula que cada pulpería obtiene, de media, más de 240.000 euros.

Un paseo por el bancal de las cuestas del parque permitía observar situaciones poco corrientes en ese punto de la capital durante las fiestas como, por ejemplo, grupos de camareros hablando en corro con tranquilidad mientras los comensales comen en locales silenciosos. Tanto en la caseta de Aurora como en La Palloza, sobre las 14.30 horas de ayer había una veintena de mesas ocupadas, la mayor parte por gente sin reserva.

A pesar de eso, en ambos locales las plantillas de trabajadores están al completo. En la Palloza los 21 trabajadores de la caseta estaban en sus puestos porque, como explicó López, prefiere abrir este fin de semana «a pesar de que no sea rentable» porque permite ir poniendo todo a punto con tranquilidad para los días fuertes de trabajo, que comenzarán el próximo fin de semana.

A partir de ese momento, señaló, las dos decenas de trabajadores no serán suficientes para atender la caseta «bien, bien», pero se intentará dar «el mejor servicio, y rápido, para que la gente se quede en tu caseta y no se vaya a otra porque le has antendido mal».

Hay que señalar que, este año, en las casetas repiten Aurora de Carballiño, Manolo de Marce, La Palloza, Torre de Núñez y Parrillada Antonio, ya que la adjudicación fue por tres años. Lo mismo ocurre con los caldeiros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Las casetas empezaron a servir el pulpo con una previsión de ingresos menor que la de 2008