Pedro Burgo se lleva el San Froilán y el título de campeón gallego de ralis


La trigésima edición del rali San Froilán estuvo marcada por la emoción, por el intenso duelo que mantuvieron, desde el primer tramo, dos pilotos lucenses que querían ganar en su casa. Pedro Burgo y Sergio Vallejo ofrecieron un mano a mano espectacular a la inmensa cantidad de público que se acercó a las cunetas de Lugo para ver la carrera. Al final, Burgo, con su Mitsubishi Lancer Evo VII de Café Candelas se llevó el triunfo, al lograr nada menos que nueve de los diez scratch. Un triunfo que le permite certificar un año más el título de campeón de Galicia de la especialidad. El tercero en discordia, y segundo clasificado del Gallego, Pablo Rey, quedó muy lejos de los dos locales.

«Fue un día espléndido», reconocía Burgo, que llegó al último control, ya de noche sin apenas un rasguño en su coche. No le sucedía lo mismo a su rival, Sergio Vallejo, al que un susto por la mañana, y otro por la tarde le terminaron por restar tiempo. Es más, tuvo que cambiar varias veces el puente trasero de su Lancer, pues ayer no compitió con su habitual Porsche 911. Otro lucense que podría sumarse al carro, el palense Luis Vilariño, abandonaba por una avería en la última especial de la mañana, en Ribas de Miño.

La igualdad era tónica, pues la diferencia con la que se decidían los tramos siempre fue ajustada. Sólo se rompió en el primer paso por Outeiro de Rei, cuando los problemas hacían que Vallejo se dejara más de 30 segundos. Una distancia, la que acumulaba el lucense con respecto al meirense, que le permitió, según sus palabras, respirar en los instantes finales. «La diferencia era suficiente como para no arriesgar», admitía Burgo, que aseguraba que en la mañana se puso en marcha con la intención de contemporizar: «Quisimos salir con prudencia».

Burgo se proclama campeón de Galicia logrando el triunfo en todas las pruebas del certamen que terminó. A partir de ahora, se centrará, como Vallejo, en el Nacional, en el que marcha en la quinta posición y es primer clasificado en el grupo N.

La emoción también se mantuvo en el Volante Racc. Tres pilotos se jugaron el triunfo, aunque al final se lo llevó Adrián Díaz, con 28 segundos de diferencia sobre el al final segundo clasificado, Fernando Rico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Pedro Burgo se lleva el San Froilán y el título de campeón gallego de ralis