Llegan las nietas para recuperar las fiestas

Laura y Yaiza decidieron devolver los festejos a la villa después de un año sin ellas

s.v.
lugo / LA VOZ

Cuando Láncara perdió sus fiestas, llegaron ellas. Son las nietas que vuelven al pueblo para recuperar sus festejos patronales en honor a San Roque. Ellas son Laura López y Yaiza Arias, de 22 y 20 años, quienes no estaban dispuestas a ver un año más como el pueblo en el que se criaron sus abuelos se quedaba sin celebrar los cuatro días más esperados del calendario.

Ambas recuerdan con añoranza su infancia y veranos en Láncara. «Estabamos sempre metidas no río», cuenta Yaiza, y también las tardes «en las que nos juntábamos todos en la plaza del Concello», añade Laura. Pero si hay algo que no han podido olvidar son las fiestas. «Cando eres nena, gozas un montón cos inchables, lanchas e coches de choque. Eu recordo unhas festas marabillosas», asegura Yaiza.

Detrás de las fiestas, ellas

En el pasado mes de septiembre decidieron devolverle las fiestas a su pueblo. «Como ninguén quixo facer as festas o ano pasado, non queriamos outro verán sen elas». Junto a ellas, Marcos, Miguel y Domingo, formaron la Comisión de fiestas. «Llevamos desde septiembre trabajando sin parar», sostiene Laura que prácticamente vive más en A Pobra de San Xiao que en su domicilio de Lugo.

Los abuelos de Laura, Encarna y Paco, se sienten muy orgullosos de su nieta cuando ven cómo los vecinos se acercan para felicitarla por su trabajo. Aún así, son conscientes de la responsabilidad que significa. «Mi abuela Encarna organizó las fiestas hace muchísimos años y ya me contó que había que trabajar mucho», explica Laura.

El miedo ante tanta responsabilidad que sentían los padres de Yaiza se convirtió en felicidad cuando «viron o contentas que estabamos porque nos encanta organizar cousas para o pobo», indica Yaiza.

Lo cierto es que organizar las fiestas no deja de ser un tarea de riesgo. «Más o menos calculas por los presupuestos de otros años, cuentas que los vecinos aporten el mismo dinero, pero te arriesgas totalmente», explican las dos jóvenes.

«Si queremos que los vecinos tengan unas buenas fiestas tenemos que trabajar mucho», dice Laura, así que ellas no se ponen límites y se han atrevido hasta a participar en programas de televisión. Además, también venden camisetas, lotería y van por las casas pidiendo cuotas.

Pero todo trabajo tiene su recompensa y ellas conseguirán que una de las mejores orquestas de Galicia, la París de Noia, saque a bailar a todos los vecinos. Del 17 al 20 de agosto, las casas de A Pobra de San Xiao se llenarán de música, deporte y cultura. Mientras tanto y para no alargar la espera, este próximo lunes, día 13, empezará el torneo de pádel que durará toda la semana. La final será el viernes en la Praza dos Labregos, coincidiendo con el inicio de las fiestas.

Laura y Yaiza trabajan ahora sin parar para que todo esté listo el día 17 y que los vecinos de Láncara vuelvan a recuperar sus fiestas. Está claro que A Pobra de San Xiao necesita a sus dos organizadoras más jóvenes para cuidar y mantener la tradición de las fiestas. ¿Se atreverán a repetir el año que viene? Por el momento, es un secreto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Llegan las nietas para recuperar las fiestas