«¿E se alguén di que non entra nin Deus?

Dudas sobre el lugar donde nació el padre de Fidel y de la propiedad de la casa de Armeá que parece tener 8 dueños


lugo / la voz

En el 92, antes de su desembarco en Láncara, Fidel Castro envió a Láncara a decenas de «espías» para que su visita discurriera sin sobresaltos. Y Fraga tampoco se quedó atrás. También envió a los suyos. Muertos los dos, algunos de los que estuvieron controlando hasta las vacas que tenían cada vecinos van soltando algunos detalles. Como por ejemplo, el Cristo con el que se hallaron con respecto a la casa que últimamente solo le faltó salir en los cromos y que se dice que es la de Ángel Castro, el padre del comandante.

«Vaiche boa! A saber se esa casa é a del ou non», dijo uno de los enviados por Fraga a Láncara en el año 1992. «O que nos atopamos foi que en ningún momento puidemos saber de quen foi, ou de quen era. a casa e, moito menos, se o pai de Fidel nacera nela. Foi tal a situación que nalgún momento houbo que informar a don Manuel. Todos pensabamos: E se alguén aparece aquí cando Fidel está na porta e di que nesa casa non entra nin Deus? Menudo escándalo internacional», relató el funcionario. Finalmente no pasó nada.

El lío de las casa de Ángel Argiz parece gordo y no falta quien advierta que la familia Castro nunca demostró ser propietaria del «pendello» de Armeá que, supuestamente, tendría en la actualidad ocho dueños. A mayores, se dice que Argiz nació en una casa del barrio de A Piqueira y después vivió en la de los abuelos paternos en Armeá de Arriba.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«¿E se alguén di que non entra nin Deus?