La primera área de servicio de la A-54, en Soñar, tendrá hotel y restaurante

La construcción está muy avanzada, pero no hay previsión de inauguración


lugo / la voz

La primera área de servicio próxima a la A-54, la inacabada autovía de Santiago funcionará en San Pedro de Soñar, en el municipio de Lugo. El empresario que promueve el proyecto explicó ayer que, por ahora, no puede augurar una fecha de apertura, a pesar de que las obras se encuentran bastante avanzadas. De todos modos, advirtió que quedan bastantes trabajos y trámites por cubrir.

La instalación se ubica en el enlace de Vilamoure. Se trata de un nudo en el que confluye la carretera de Portomarín, la LU-12, que comunica este punto con la carretera de Santiago/Ourense, en As Arieiras y la A-54.

La nueva área no evitará a los conductores que utilicen la autovía compostelana el tener que salir de la misma. Eso es lo que ocurre actualmente en el trayecto que está acabado. Para repostar en Nadela, por ejemplo, hay que acudir a la estación ubicada en la vieja N-VI; lo mismo hay que hacer si se quiere llenar el depósito en Guntín o Palas.

El empresario que lleva a cabo el proyecto forma parte del sector puesto que tiene al menos otro establecimiento de venta de combustibles y otros servicios. En este caso plantea como arranque, la estación de servicio, un restaurante y también un supermercado. A la larga abrirá también la parte de hotel que ya está edificado. También se encuentra ya levantada la cubierta que albergará a los surtidores de combustibles.

La estación contribuye a paliar la falta de oferta en la zona de Portomarín. Esta localidad no dispone, desde hace muchos años de gasolinera, debido al cierre de la que se encontraba en funcionamiento en pleno Camiño, al lado del puente que cruza el embalse. Muchos automovilistas de la zona tienen que desplazarse a Paradela.

Esa falta de gasolineras en la carretera de Portomarín quedará paliada cuando comience a operar la nueva estación. Antes, será puesta en servicio otra que está a menos de dos kilómetros de distancia.

Actualmente el negocio de los combustibles en el área de Lugo cuenta con una veintena de puntos de distribución de los cuales tres se encuentran en el casco urbano de la ciudad, concretamente en la Ronda da Muralla, San Rafael y San Roque. Los demás están repartidos en un área de aproximadamente tres kilómetros. O Ceao, As Gándaras y la carretera de Oviedo, son los puntos con mayor número de puntos de venta. Algunos expertos aseguran que el negocio está ya bien servido; de hecho, recordaron que empresas como Repsol habían superado la cuota de mercado y, durante un tiempo, el grupo no podría poner en marcha más estaciones, teniendo en cuenta la normativa sobre competencia en el sector de venta al público de hidrocarburos. Esa empresa coparía actualmente en la provincia una tercera parte de los negocios que funcionan actualmente en la geografía lucense.

El nuevo establecimiento está a dos kilómetros de otro que es nuevo

Los expertos dicen que la oferta en el área de Lugo comienza a ser muy elevada

A medio gas

Lugo está a medio gas. Tan a medio gas que llegar a Santiago supone por lo menos una hora y cuarto de trayecto y, eso dependiendo de la ruta que se elija. La comunicación con la capital compostelana es pésima, pero tampoco hubo una reivindicación activa y decidida por parte de los conductores que se contentan con ir detrás de los camiones por Curtis. Ahora llegan los servicios a una autovía que funciona solo a medio gas.

La de Palas sigue en tramitación, pero el Concello reclama a Fomento más agilidad

Palas quiere tener su área de servicio en funcionamiento cuanto antes, pero Fomento no se da la prisa que el ayuntamiento palense quiere. Y eso que el alcalde, Pablo Taboada, fue varias veces a Madrid para pedir agilidad. La idea sería que el proyecto fuese una realidad antes de que se acabe la construcción de la autovía, algo que resulta difícil de predecir. De momento, lo que podría ocurrir es que este año, o a principios del que viene, comenzase a prestar servicio el trayecto entre Lavacolla y Arzúa. Quedarían el Arzúa-Melide (que no está en ejecución) y el Melide-Palas (en obras).

En su momento, el alcalde palense indicó que la inversión prevista superaría 1.800.000 euros. El proyecto contempla dos estaciones de servicio y restaurantes en cada uno de los sentidos de la vía El establecimiento, que estará ubicado a la altura del kilómetro 36, prevé funcionar las 24 horas del día y, aseguran desde el Concello, dará trabajo por lo menos a una treintena de personas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La primera área de servicio de la A-54, en Soñar, tendrá hotel y restaurante