San Claudio: «Hemos formado el mejor equipo que se puede hacer en el mundo» Fomento se hace rogar con los fondos para la autovía de Lugo a Ourense


ourense /lA voz

Prueba del rango que tiene esta campaña arqueológica es la categoría de las personas que participarán en ella. «Trabajaremos sobre el pecio entre doce y trece. Hay un buen número de especialistas en diferentes ámbitos, desde la fotogrametría hasta el estudio de las maderas o de la construcción naval. Creo que hemos formado el mejor equipo posible que se puede hacer actualmente en el mundo y estamos muy esperanzados con los posibles resultados», manifestó Miguel San Claudio.

Insistió en que lo fundamental del proyecto es «constatar lo que se encuentra oculto bajo la arena, la extensión de este importantísimo yacimiento. Un barco como este es muy raro de localizar. Este es el mejor conservado que conocemos de los que han aparecido y ha surgido una oportunidad única hasta ahora de estudiar científicamente una embarcación de estas características. Hasta ahora, los barcos que están apareciendo son expoliados por cazatesoros. Nosotros lo que pretendemos es conocer de primera mano y por primera vez el tipo de construcción naval de estos buques».

Su posible recuperación es algo que no se plantea en este momento: «Lo que vamos a hacer es excavar sobre el yacimiento. Vamos a ir más allá del estrato estéril de arena que lo cubre. Vamos a meternos en los estratos fértiles del pecio y no es seguro, pero sí previsible, que aparezcan restos arqueológicos y entonces se actuará. En caso de que sea necesario para su preservación o estudio, se sacarán piezas».

Las ciudades de Ourense y Lugo son dos de las pocas capitales de provincia que no están conectadas todavía mediante una autovía. Les ocurre como a Cáceres y Badajoz, pero la Galicia interior está presionando para que este atraso se subsane y se priorice la construcción de la A-56, de la que por ahora solo hay un tramo en obras. Esta autovía permitiría comunicar Ourense de forma directa no solo con la provincia de Lugo sino con la Transcantábrica, con las comunidades del norte de España y desde ahí, con Europa. Actualmente, la vetusta y mal cuidada carretera N-540 sigue siendo la vía más directa pero su mal estado obliga muchas veces a recurrir a tener que ir por la A-52 hasta Benavente para viajar al norte.

¿Cuando empezó este proyecto y en qué fase se encuentra?

Desde finales de los noventa hay un proyecto de autovía Lugo-Ourense. Se incluyó en el denominado Plan Galicia -que aprobó el Gobierno del PP presidido por José María Aznar- con previsión de acabarla en el 2008. Hasta el año siguiente no se empezó el primer tramo, San Martiño-A Barrela. Hoy en día es el único en ejecución. Tenía que estar ya terminado, pero una paralización de las obras entre 2010 y 2015, la escasa dotación presupuestaria y la menor ejecución de lo presupuestado hacen que todavía esté en obras. El Ministerio de Fomento da el plazo de mediados del 2019 como fecha de finalización a la comisión de seguimiento de la A-56.

¿Por qué es importante esta autovía?

Sería la vía más directa para conectar Ourense con el norte de España. Dado el mal estado de la carretera N-540, los usuarios que vienen de Lugo o Asturias buscan alternativas como la vía rápida entre Sarria y Monforte y la A-54, desde Santiago hasta las Rías Baixas y Portugal, evitando el tramo de Guntín hasta Ourense, cuyo tránsito es lento

y penoso.

Fomento fija el plazo de 2019 para concluir solo el tramo en obras de Carballedo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

San Claudio: «Hemos formado el mejor equipo que se puede hacer en el mundo» Fomento se hace rogar con los fondos para la autovía de Lugo a Ourense