La Diputación mejorará puntos peligrosos del Camino de Santiago

El acuerdo fue anunciado por Elena Candia tras la junta de gobierno

La junta de gobierno de la Diputación intenta mejorar la seguridad de los peregrinos.
La junta de gobierno de la Diputación intenta mejorar la seguridad de los peregrinos.

lugo / la voz

La junta de gobierno de la Diputación aprobó varias actuaciones, destinadas esencialmente a mejorar la seguridad de peatones y conductores, en carreteras de titularidad provincial por las que transcurre alguno de los caminos de Santiago que pasan por la provincia.

El acuerdo fue adoptado tras escuchar a la comisión creada especialmente para estudiar los problemas con los que se pueden encontrar los peregrinos que pasan por algún punto de la provincia.

El anuncio de estas mejoras fue realizado por la presidenta del ente provincial, Elena Candia. Las primeras medidas que adoptarán de manera urgente serán el pintado de pasos de peatones, señalización vertical de limitación de velocidad y colocación de bandas sonoras en cruces de la LU-P-2901 en San Xoán do Alto en Bacurín (Lugo). Lo mismo harán en el cruce de la LU-P1611 en San Román da Retorta (Guntín), donde existen dos pasos de peregrinos, así como en los cruces de la LU-P-2101 en Seixón de Arriba y en la LU-P-2113 en Miraz.

El ente provincial también encargó a la Fundación TIC la elaboración de un vídeo para la promoción de los distintos caminos que transcurren por la provincia «de forma que todos os concellos terán o seu protagonismo e poderán dispoñer dun instrumento promocional do seu municipio», comentó Elena Candia.

Axuda no fogar

La presidenta del ente provincial dio cuenta de la celebración de una comisión de valoración para conceder subvenciones a los concellos destinadas a sufragar los gastos corrientes del servicio de axuda no fogar, cuyo importe duplicó el nuevo gobierno. Candia recordó que esta línea de ayudas cuenta con una dotación presupuestaria de de 1.2 millones de euros. «É un acto de xustiza cos veciños da provincia que beneficiará a usuarios y concellos».

El Concello de Antas de Ulla recibirá una subvención excepcional para llevar a cabo obras de nuevas captaciones de agua en las parroquias de Olveda y Rial, lugares que están teniendo problemas de desabastecimiento como consecuencia de la sequía y las elevadas temperaturas. Este asunto fue considerado de especial urgencia por los integrantes de la junta de gobierno de la Diputación debido a que la mayoría de vecinos de estas parroquias se quedaron sin el servicio básico de agua con el consiguiente problema que ello conlleva. La aportación económica que realizarán para ejecutar este proyecto asciende a 6.000 euros y se destinará a la excavación de los terrenos y la construcción de las tuberías que permitan dotar a los afectados de nuevas captaciones de agua para recuperar de inmediato el servicio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La Diputación mejorará puntos peligrosos del Camino de Santiago