Un 30% menos de incendios forestales que el año pasado por esta época

A pesar de la sequía y de las elevadas temperaturas, la concienciación vecinal está siendo muy importante

Un incendio en Sober que se produjo esta semana en un prado de hierba debido a un tractor.
Un incendio en Sober que se produjo esta semana en un prado de hierba debido a un tractor.
la voz

El número de incendios forestales e incluso de conatos está siendo mucho menor este año que durante el 2014. El número de incendios y la superficie quemada este año es aproximadamente un 30% de lo que había sido el año pasado por estas fechas.

A pesar de que la ola de calor está provocando importantes picos de temperaturas elevadas, y de que lleva más de un mes casi sin llover y la sequía comienza a ser importante, los incendios casi no son un problema este año. Para algunos expertos, quizá la concienciación de la ciudadanía después de tantos años empieza a dar sus frutos porque en realidad este año los únicos incendios importantes se produjeron por causas fortuitas, como resultado de labores agrícolas, y además se resolvieron con muy poca superficie quemada.

Guntín y Sober

Los dos casos más importantes se produjeron en días pasados y en ambos el fuego se debió a máquinas segadoras rotativas de tractores trabajando en el campo en un lugar muy seco y con temperatura muy elevada en ese momento. Uno de ellos se produjo en Guntín a causa de las chispas de un tractor y fue controlado sin que produjese grandes daños. Desgraciadamente, al acabar el suceso sufrió un infarto y falleció uno de los agentes forestales y concejal del BNG.

El otro incendio ocurrido estos días fue en Sober, también por las chispas que salieron de una segadora rotativa de un tractor que cortaba hierba en un lugar muy seco y con alta temperatura, a pleno sol de la tarde. Estos dos incendios no preocupan demasiado al servicio de extinción, porque no son provocados

En Castro de Rei

Sin embargo han causado más alarma varios conatos de fuego que aparecieron a principios de esta semana en las cercanías de Castro Ribeiras de Lea, en Castro de Rei. Alguien provocó al menos tres focos en lugares distintos y cercanos aprovechando la noche y sin que nadie pudiese ver rastro del posible incendiario. Es decir, todo apunta a que fue alguien que lo hizo intencionadamente y tratando de no ser descubierto ocultándose en la oscuridad de la noche. Los servicios de extinción controlaron los focos de forma rápida y no hubo que lamentar daños importantes, aunque sí puso en alerta a las fuerzas del orden.

Un incendiario excarcelado

El año pasado había sido encarcelado un vecino de Castro de Rei detenido por provocar varios incendios forestales en la zona, incluso uno de ellos en las instalaciones auxiliares del mercado de Castro Ribeiras de Lea, donde prendió fuego a los rastrojos que se usaban para extender en el suelo los días de feria. Fue la única persona encarcelada en los últimos tiempos por sucesos de este tipo. La semana pasada salió de prisión y ya está en libertad tras cumplir parte de la condena.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un 30% menos de incendios forestales que el año pasado por esta época