El turismo de setas y castañas triunfa en Guitiriz

Xosé María Palacios Muruais
XOSÉ MARÍA PALACIOS GUITIRIZ / LA VOZ

GUITIRIZ

El área recreativa de San Xoán, cerca del pantano, es lugar frecuentado para recoger setas.
El área recreativa de San Xoán, cerca del pantano, es lugar frecuentado para recoger setas. ALBERTO LÓPEZ

Los comuneros de Lagostelle repartieron unos 60 carnés para ir al monte a vecinos de fuera de la parroquia

05 ene 2023 . Actualizado a las 11:53 h.

Setas y castañas como aliciente para visitar Guitiriz. El municipio de la torta de millo y de las aguas termales tiene ahora en el monte un reclamo más conocido. Unas 60 personas de fuera de la parroquia de San Xoán de Lagostelle, que abarca el casco urbano y zonas de los alrededores, tramitaron el carné expedido por la comunidad de montes. Dicho trámite, anunciado el pasado otoño, permitía ir al monte y recoger setas y castañas que podía quedarse el interesado.

En total se expidieron unos 190 carnés, como explicó este miércoles el presidente de la comunidad de montes de Lagostelle, Francisco Roca. Alrededor de 130 fueron para vecinos de la parroquia, que los consiguieron gratis, y en torno a 60, a gente de otras parroquias o de otros municipios. Esos tenían que abonar 20 euros, aunque como los carnés se entregaron en otoño, tendrán también validez durante todo este año.

«En liñas xerais, moi ben». Ese era el balance de la iniciativa que expresaba este miércoles Francisco Roca. Por un lado, la comunidad ha ingresado unos 1.200 euros con lo pagado por gente de fuera por la obtención de sus carnés. Por otro, se ha logrado un propósito que se espera mantener e incrementar a corto plazo: el monte es más conocido y también más valorado, opina Roca.

Cada uno podía dar a las setas y a las castañas recogidas el destino que quisiese. Para el presidente de los comuneros, el mero hecho de que esos frutos se hayan recogido ya supone un hecho favorable: «Se non se sacasen do monte, perderíanse», dice. Aunque los carnés entregados el año pasado  tendrán validez en este, no solo se concederán más si alguien lo pide, sino que incluso se han recibido ya consultas de gente interesada.

La zona dedicada a castaños ocupa unas 15 hectáreas, lo que supone un escaso porcentaje de terreno en una entidad que tiene en total más de mil. Pensar en que la comunidad estudie el aprovechamiento de castañas o de setas en beneficio propio no deja de ser una idea de futuro, aunque Roca prefiere trazar objetivos más cercanos y concretos.

El primero es divulgar la riqueza de su territorio, que incluye en el medio rural parajes tan agradables como el área recreativa situada junto al pantano de San Xoán, que se usa para abastecer al casco urbano y a los alrededores. «É fundamental que se coñeza o monte porque moita xente non sabe o que é», explica.

Las setas aparecen en numerosas zonas de Galicia.

900 euros al año por hectárea: una buena razón para cuidar el monte y poder recoger setas

XOSÉ MARÍA PALACIOS

El monte limpio y bien cuidado es un activo. Se evitan los incendios forestales y se pueden lograr rendimientos por la venta de madera o por frutos como la castaña. Pero un monte en buenas condiciones también puede suponer una fuente de ingresos por actividades como la micología: recoger setas no es solo una afición, sino que puede generar un rendimiento anual de 900 euros por hectárea de terreno.

Antonio Rigueiro, catedrático de la Escola Politécnica Superior del campus de Lugo (USC) explica que esos rendimientos se han dado en algunas zonas de O Courel y que se trata de experiencias aprovechables en otras partes de Galicia.

Seguir leyendo