Distinta imagen un día después: los hosteleros de Lugo precintan las mesas para evitar aglomeraciones

Carlos Cortés / Uxía Carrera LUGO/ LA VOZ

GUITIRIZ

La mitad de las mesas de las terrazas deben estar precintadas para mantener la distancia de seguridad
La mitad de las mesas de las terrazas deben estar precintadas para mantener la distancia de seguridad ALBERTO LÓPEZ

Los casos de coronavirus siguen cayendo y Guitiriz es el único concello de la provincia con el peor nivel de contagios

01 mar 2021 . Actualizado a las 11:09 h.

Las cafeterías de Lugo lucieron este domingo una imagen distinta. El abarrote de las terrazas del centro guardó más distancia. Alguno de los hosteleros del centro de la capital precintaron este domingo las mesas y sillas para que los clientes pudieran cumplir con las distancias mínimas de seguridad. Una medida que el viernes y el sábado todavía no había sido utilizada en algunos locales. Con la implementación de esta normativa, las terrazas se llenaron igual y el ambiente se mantuvo durante la mañana, aunque con menos aglomeraciones. Según el Plan da Hostelería Segura da Comunidade Autónoma de Galicia los gerentes de los locales de restauración son ahora los responsables del aforo que declaran y su cálculo. 

Guitiriz es el único concello que supera el peor nivel de contagios

La próxima revisión puede dejar a Guitiriz como el único municipio de la provincia de Lugo con el máximo nivel de restricciones contra el coronavirus. Además, Monforte y cuatro de los otros seis municipios lucenses que están en el segundo nivel de restricciones pasarán probablemente al tercero, el que permite abrir el interior de los locales de hostelería y levantar los cierres perimetrales. De este grupo de siete, solo A Pobra do Brollón y A Pontenova siguen en estos momentos por encima de los límites que permiten suavizar las medidas anticontagios. A Pontenova está incluso al borde de empeorar y subir de nivel.

Con el inicio de la desescalada de esta tercera ola de la pandemia, la Xunta dejó a Guitiriz y O Corgo como los únicos municipios de la provincia de Lugo con el nivel más alto de restricciones, que incluyen cierre perimetral, y prohibición de abrir la hostelería. El martes de la semana pasada, cuando el comité clínico se reunió para decidir el ritmo de la vuelta a la normalidad, la incidencia acumulada en estos dos municipios superada los 500 casos detectados en 14 días por cada 100.000 habitantes, el nuevo límite establecido para las restricciones más estrictas. Pero desde el martes, tanto Guitiriz como O Corgo han mejorado.