Una ocasión para que crezca Guitiriz

La aprobación del PXOM hace más fácil construir casas y abrir calles

Tramo urbano de la N-VI (avenida da Coruña) en Guitiriz
Tramo urbano de la N-VI (avenida da Coruña) en Guitiriz

GUITIRIZ / LA VOZ

Adiós a normas de hace 35 años y hola a un nuevo plan. Guitiriz tiene al fin un Plan Xeral de Ordenación Municipal, que entró en vigor en días pasados. Solo el tiempo pasado desde que empezó la tramitación, 16 años, permite suponer que se haya recibido con alivio y con tranquilidad la entrada en vigor. Sin embargo, las consecuencias son mucho más concretas para los vecinos del municipio: cuestiones como la construcción de casas en la zona rural o la apertura de calles en la capital del municipio serán ahora más fáciles. Con ayuda de la arquitecta guitiricense Mariam Miraz, en esta página se explican algunas consecuencias que tendrá la entrada en vigor del PXOM.

Zona rural

Menos trámites para edificar.

Construir una vivienda en la zona rural será más sencillo. Hasta ahora era necesario tramitar la declaración de núcleo rural, que no solo dependía del Concello sino que requería la intervención de la Xunta tras la elaboración de una memoria técnica justificativa. El trámite no era necesario solo para la construcción de una vivienda sino también de una nave para algún negocio.

Si no se tramitaba la declaración de núcleo, la única opción era aprovechar una construcción tradicional, que debería haber sido construida antes de 1975, y ampliarla, «O rural ten máis posibilidades de desenvolverse», afirma Miraz.

Zona urbana

Posibilidad de una nueva expansión en la villa termal.

La vía del tren, la carretera N-VI, el río Forxá y la autovía del Noroeste (A-6) han sido los ejes sobre los que se apoyó el crecimiento de la capital del municipio; pero se hizo «dun xeito anárquico», precisa Miraz. Con el PXOM aprobado, al Concello le resulta más sencillo, por ejemplo, abordar la apertura de una calle.

En la pasada década, siendo alcaldesa Regina Polín, se iniciaron los pasos para la apertura de una calle que enlazaría la parte inferior de Rosalía de Castro, cerca de la estación de ferrocarril, con Tralouteiro, vía que parte de la avenida da Coruña. El gobierno local estudió en un primer momento que la obra se llevase a cabo mediante un sistema de cooperación: los vecinos cederían terreno y pagarían una cantidad, pero a cambio lograrían que sus fincas quedasen recogidas como suelo urbano consolidado. El plan no llegó a ejecutarse, aunque ya entonces quedó previsto que la vía se incluiría en el futuro Plan Xeral de Ordenación Municipal.

Otra cuestión destacada es la de la redacción de planes parciales que permitan el desarrollo urbanístico en zonas donde esté recogida la presencia de suelo urbano no consolidado. El trámite podrá avanzar por iniciativa pública (Concello) o privada (acuerdo de más del 50 % de los propietarios). En esos planes parciales se detallará, por ejemplo, si se construyen viviendas unifamiliares o edificios de varios pisos; y el desarrollo de un plan de ese tipo (PERI) permitirá abrir calles y variar el aspecto de una localidad muy condicionada por la travesía urbana de la N-VI.

Expansión

Varias bolsas de suelo.

Hay bolsas de suelo urbano no consolidado en lugares como la calle Xermolos (cerca de la vía férrea), entre la avenida da Coruña y la calle Boa Veciña (una zona que el Concello empezó a usar, hace años, como párking al aire libre), entre la calle Río Forxá y la Casa da Botica (un espacio también aprovechando como estacionamiento), cerca del barrio de A Torre y en la calle Xermade, por la que se accede al IES Díaz Castro y al centro de salud.

También se prevé en el plan, como explica Miraz, la apertura de una calle que una la avenida Díaz Castro, acceso al centro desde la A-6, con la salida hacia A Coruña y Santiago por la N-VI.

Perspectivas

Expectativas en barrios cercanos.

Las posibilidades de crecimiento no se fundan en la abundancia de suelo urbano. Por el contrario, afirma Miraz, hay núcleos rurales previstos como tales en el PXOM en barrios como A Torre, Cezar o Sesulfe, cercanos a Guitiriz. Esa cuestión pueden permitir la construcción de viviendas unifamiliares.

Patrimonio

Elementos protegidos.

Hay elementos patrimoniales que quedan recogidos y protegidos con el plan. Entre ello figuran edificios del casco urbano guitiricense, en donde en las últimas décadas fueron desapareciendo construcciones singulares. Lo mismo ocurre en la zona rural, con elementos arquitectónicos o naturales. «A xente saberá o que pode e o que non pode facer», explica la arquitecta.

Una rehabilitación prevista que puede dar paso a otras

En la reunión que el gobierno gallego celebró esta semana se acordó el reconocimiento del Área de Rehabilitación Integral (ARI) formada por barrios de dos parroquias de Guitiriz, O Buriz y Os Vilares. La decisión abre la puerta a la posibilidad de que los vecinos tengan ayudas para arreglar las casas donde viven, y el Concello, para mejorar espacios públicos.

El desarrollo del ARI —segunda zona de la Terra Chá con esa consideración, tras la alcanzada por Vilalba— implicará el funcionamiento de una oficina técnica. Miraz cree que el estudio de un ARI para Parga o para Guitiriz puede llegar a plantearse, aunque, reconoce, en la capital del municipio se da el inconveniente de que han desaparecido edificios de interés.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Una ocasión para que crezca Guitiriz