El coronavirus daña el ambiente de verano en Guitiriz

Xosé María Palacios Muruais
xosé maría palacios GUITIRIZ / LA VOZ

GUITIRIZ

Clientes en un bar de Guitiriz el miércoles a mediodía
Clientes en un bar de Guitiriz el miércoles a mediodía Carlos Castro

Hosteleros de la localidad afirman que la animación es menor que otros años

31 ago 2020 . Actualizado a las 12:26 h.

El pasado miércoles, a primeras horas de la tarde, el ambiente en el entorno del campo de la feria de Guitiriz no indicaba que se celebraba el mercado semanal. Algunos puestos ya se desmontaban, y la falta de animación resultaba evidente. Si el número de coches y las dificultades para aparcar son señal de actividad turística y de regreso de emigrantes, este 2020 no es intenso en la localidad: los problemas para encontrar sitio donde estacionar, habituales en las mañanas de los miércoles y de los sábados, no se han notado este verano.

El ambiente de la hostelería parece haber sido menor. Menos gente y menos veraneantes, resume el hostelero Dositeo Santos, que encuentra un detalle para explicar la situación: la gente de la zona rural parece haber reducido hábitos como la entrada en bares en tanto que los veraneantes «dan algo de vida». Tras un verano algo débil, los próximos meses se presentan con una sensación de cierta inquietud: «Téñolle moito medo ao inverno. Non sei o que imos face pola semana», asegura.

La propagación del covid-19 ya dejó consecuencias concretas en Guitiriz en las primeras semanas, pues se suspendió el concurso de tapas, organizado por la asociación de hosteleros. Aunque a la directiva, que preside Santos, le gustaría terminarlo, por ahora resulta inviable la idea.