Entre tierra y agua para rescatar a una familia atrapada en su coche

Los agentes sacaron a una niña de once años por una ventanilla en Baamonde

Los agentes de Baamonde que rescataron a la familia atrapada
Los agentes de Baamonde que rescataron a la familia atrapada

LUGO / LA VOZ

Eran las tres y diez de la tarde del pasado jueves, día de temporal. Estaban realizando un importante servicio, pero en el transcurso del mismo surgió la urgencia. Un Audi A3, con tres mujeres en su interior, entre las que se encontraba una niña de once años, se hallaba atrapado en medio de un tramo de carretera inundado en una carretera del concello lucense de Baamonde. Como lo urgente no deja tiempo para lo importante, los agentes hicieron todas las gestiones precisas para que el servicio que estaban desarrollando no quedara desatendido y se centraron en el nuevo acometido.

«Íbamos circulando por la vía principal de Baamonde, observamos el tramo de carretera inundado y un turismo en el agua. Nos dirigimos a la zona, bajamos del vehículo y vimos a las tres mujeres en el interior. Al vernos, la niña empezó a pedir auxilio y decía que se subiría al capó. Entre el estado de nerviosismo que presentaba la menor y dado el contexto, pedimos apoyo y, mientras tanto, actuamos. El coche se encontraba en la otra parte del vial, por lo que tuvimos que escalar un terraplén de tierra, cruzar la vía del tren y bajar por otro montículo agreste para poder rescatarlas», explican estos agentes, que dada la maleza acumulada en el terraplén acabaron con varios rasguños en las manos y en los brazos.

Sentada en la ventanilla

La pequeña de la familia se encontraba muy afectada. Lloraba, gritaba «socorro», estaba sentada en la ventanilla del vehículo y tenía los pies en el alzador de su silla. La conductora estaba en su asiento y la copiloto en el suyo. Por su parte, el agua ya llegaba a la palanca de marchas. «Nos metimos en el agua y a la primera que rescatamos fue a la niña. La cogimos en brazos para garantizar su seguridad y para que no se cayera ni se mojara. Después auxiliamos al resto de ocupantes. Para retirar el coche, que flotaba en el agua, nos colocamos uno por cada lateral y lo empujamos», explican.

Pasó un cierto tiempo y se presentaron en la zona varios vecinos. «Le preguntamos quién tenía un tractor para ayudarnos a remolcar el turismo. Uno de ellos fue a casa a buscar su vehículo agrícola y ayudó a remolcar», indicaron los agentes que acabaron de agua hasta cerca del pecho.

Esta carretera, de titularidad municipal, no tiene denominación ni numeración, y el punto donde se produjo el percance se encuentra bajo la vía del tren. En sus inmediaciones hay un río y dado que este tramo de vía se encuentra más bajo que el nivel del caudal, en días de fuertes lluvias es habitual que se inunde. Esta situación fue la que pudo haberse producido el pasado jueves, cuando el tramo de vía se hallaba inundado y esta familia de Guitiriz que viajaba a la capital lucense se topó con la acumulación de agua. La conductora pensó que podría pasar y cuando se dio cuenta estaba en medio de la balsa. Intentó dar marcha atrás para salir pero el coche se caló y ya nada pudo hacer hasta que llegó la Guardia Civil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Entre tierra y agua para rescatar a una familia atrapada en su coche