Plantas que son un peligro para otras

Erradicar hierba de la pampa o la minosa en la comarca de Terra Chá es un propósito que une a varias entidades


VILALBA / LA VOZ

Hay plantas que pueden lucir muy bien y a la vez convertirse en un problema. Sin ser una de las zonas más afectadas, en algunos lugares de la Terra Chá se nota la introducción de especies invasoras, lo que ha llevado a varias entidades a iniciar una campaña para su erradicación. La Asociación Galega de Custodia do Territorio, que en esta comarca desarrolla su actividad desde hace años, ha logrado la implicación de varios concellos y de la Diputación y se ha dirigido al Ministerio de Fomento para solicitarle alguna actuación.

La mimosa, la hierba de la Pampa o la crocosmia, también conocida como vara de San José, cumplen la función de plantas ornamentales y es fácil verlas en espacios públicos o privados, aunque también pueden desplazar especies autóctonas y afectar a prados o a zonas de bosque.

Roberto Hermida, presidente de la Asociación Galega de Custodia do Territorio, explica claramente las consecuencias: «Onde medran mimosas non medran outras. Debaixo non medra nada máis. Coa herba da Pampa pasa algo semellante», dice. Cuando esas plantas ocupan un terreno, es difícil corregir la situación, subraya. Que hayan llegado a zonas como la Terra Chá es una consecuencia más del cambio climático, agrega.

La presencia de la hierba dela Pampa es relativamente frecuente cerca de vías de comunicación. Su aparición se debe a que se utilizó para estabilizar taludes, aunque con el tiempo acabó por ser un problema. Hermida afirma que en Galicia los taludes podrían fijarse con el uso de especies más propias de la comunidad, si bien reconoce que no son fáciles de conseguir en el mercado.

En lugares donde los terrenos conservan usos vinculados con la actividad agraria, la aparición de esas plantas puede frenarse. Si, en cambio, quedan abandonados, ya aparece un problema. La dificultad estriba, dice Hermida, en que la mimosa puede rebrotar y en que la hierba de la Pampa se vuelve difícil de arrancar si ha alcanzado un cierto tamaño. La asociación analizó con concellos y con la Diputación la situación, que también trasladó al Ministerio de Fomento. Cospeito, Vilalba y Guitiriz son los municipios con mayor presencia de estas especies, y en el guitiricense, además, ya se retiraron algunas plantas. Los trabajos se realizaron en las inmediaciones del polígono industrial, y cerca de ese lugar, junto a la autovía del Noroeste (A-6), es fácil ver hierba de la Pampa.

La asociación ha creado una plataforma para abordar el problema, y maneja además una herramienta digital, iNaturalist, que puede descargarse en el móvil y que permite a los interesados informar de los lugares donde encuentran esas plantas. La aplicación, agrega, Hermida, es pública, y cualquiera puede participar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Plantas que son un peligro para otras