El catastrazo también llega a Guitiriz

Las altas y regularizaciones en el Impuesto de Bienes Inmuebles elevan el presupuesto municipal para el 2019


Vilalba / La Voz

El Concello de Guitiriz llega al 31 de diciembre con el presupuesto del año próximo, que asciende a 4,4 millones de euros, aprobado esta mañana en pleno. A los votos del grupo de gobierno se añadió el del edil de Converxencia Galega, Jesús Veres, para sumar la mayoría absoluta. Sin embargo, más tiempo que las cifras de ese documento y la cuantía total ocupó un asunto, el de la regularización y actualización de construcciones, que supone un aumento de los ingresos municipales por el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

La regularización por construcciones o por obras realizadas en edificaciones ya existentes supone el pago de una tasa de 60 euros por cada caso detectado. También implica el pago de una mayor cantidad en el IBI de naturaleza rústica y en el de urbana: los ingresos en el primero son de 47.000 euros, y en el segundo, de 531.000.

El portavoz del PP, Xosé María Teixido, subrayó que el aumento de los ingresos municipales se debía a ese incremento del IBI; pero también consideró excesivo el gasto en personal ?alrededor del 50%, dijo?, y criticó a la alcaldesa, Regina Polín, por la falta de partidas concretas para solventar los problemas del agua en la traída municipal. «Non lle parece que tivemos abondos problemas coa auga este ano?», preguntó el representante popular. Para Jordi Blengua, concejal no adscrito, uno de los puntos débiles del presupuesto está en la escasa capacidad inversora: «Sin presupuesto no hay inversiones ni futuro», dijo el edil, que cuestionó el perfil progresista en un presupuesto elaborado por un grupo de gobierno del PSOE.

De todos modos, los sustantivos y adjetivos más contundentes contra el grupo de gobierno en general y contra la alcaldesa en particular fueron pronunciados por el concejal del BNG. Xosé Lois González Souto aseguró que la gestión del PSOE estaba presidida por «enchufes» y «contratos a dedo» y por una «desastrosa xestión», de la que puso como ejemplo la pista de pádel construida junto a la depuradora. Aplaudió, en cambio, la puesta en marcha de las ayudas a jóvenes que estudian fuera, aunque recordó que se había implantado a propuesta del Bloque.

El concejal de Converxencia Galega, Jesús Veres, lamentó el aumento del IBI y juzgó escasas las inversiones previstas en la zona rural, aunque encontró en los respectivos informes favorables del interventor y del secretario una poderosa razón para votar a favor.

La alcaldesa, Regina Polín, relacionó algunas de las críticas con el ambiente de precampaña, a seis meses de las elecciones municipales, aunque sostuvo que algunas de las palabras pronunciadas por González Souto eran casi merecedoras de ser llevadas al juzgado. Por otro lado, recordó que las cifras recogidas en en el presupuesto no eran las únicas, ya que aumentarán, dijo, con el Plan Único de la Diputación y con los ingresos del canon eólico, que el municipio recibe todos los años.

Para el BNG, la regularización catastral es necesaria, pero desarrollándose de otro modo. Para Blengua, es conveniente desarrollar la tasa de ocupación de suelo público a empresas que ocupan dominio municipal. Para la alcaldesa, el presupuesto aumenta sin incremento de impuestos salvo la regularización catastral.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El catastrazo también llega a Guitiriz