Sober y Guitiriz, dos hoteles con destinos muy diferentes

La recuperación de un negocio coincide con el cierre del otro


monforte / la voz

En los últimos días han empezado los trabajos de acondicionamiento del hotel Palacio de Sober -el único de la provincia con la categoría de cinco estrellas- con vistas a su reapertura, para la que todavía no se ha fijado una fecha. El establecimiento, que estuvo cerrado y sin actividad alguna desde el 2014, fue adquirido en una subasta el pasado verano por la empresa Nubian Properties, perteneciente al grupo hotelero Hotusa, que se dispone a ponerlo de nuevo en funcionamiento. El inicio de la recuperación de este hotel de lujo ha coincidido con el cierre del campo de golf del balneario de Guitiriz, la única parte que seguía funcionando tras el cierre de las instalaciones, en el verano del año pasado.

En los últimos meses, la vegetación ha crecido de forma descontrolada en el entorno del hotel guitiricense por la falta de cuidados. En esta misma situación ha estado hasta el momento la finca circundante del hotel de Sober, aunque el edificio se mantuvo vigilado de manera continuada y permaneció en general en buen estado, sin padecer casos de robos o de vandalismo. Por la falta de uso puede haber sufrido algunos desperfectos menores que ahora se están localizando con el fin de corregirlos. Precisamente el pasado jueves estaba previsto iniciar el desbroce de la maleza que invadió los terrenos, si bien el comienzo de estos trabajos se tuvo que aplazar debido a las malas condiciones meteorológicas.

Plan de explotación

El hotel Palacio de Sober, que perteneció anteriormente a la empresa cárnica Alvaher 95, estuvo en funcionamiento durante cuatro años antes de su cierre. Sus nuevos responsables manifestaron recientemente que por ahora no se ha trazado un plan definido de explotación, aunque hay una voluntad firme de ponerlo de nuevo en actividad.

En cualquier caso, la adquisición del establecimiento por parte del grupo Hotusa y los primeros preparativos para la reapertura han sido recibidos con gran satisfacción por el gobierno municipal y por los vecinos de Sober, según apunta el alcalde Luis Fernández Guitián. «Non sabemos aínda cando poderá abrir outra vez o hotel, porque primeiro hai que poñelo a punto e talvez haxa que facer algunhas obras de reparación e acondicionamento que ao mellor levan algún tempo, pero o importante é que xa está en marcha un proxecto de recuperación e de futuro despois destes anos de abandono e inactividade», dijo.

La reapertura del hotel, en opinión de Fernández Guitián, puede suponer un notable impulso para la actividad turística en el municipio de Sober y también en el resto de la Ribeira Sacra. «É moi alentador o feito de que este negocio vaia ser xestionado por unha empresa de prestixio e que conta con moita experiencia no sector hoteleiro», comenta el regidor. En cambio, tras el reciente cierre del campo de golf, las perspectivas inmediatas para el hotel balneario de Guitiriz parecen por ahora muy distintas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Sober y Guitiriz, dos hoteles con destinos muy diferentes