Un embalse difícil de limpiar

Lograr el saneamiento del pantano de San Juan, acordado en el último pleno de Guitiriz, requiere autorización de varias administraciones


VILALBA / LA VOZ

Acordar la limpieza de un embalse solo requiere un acuerdo plenario. Para poder llevar a cabo esa operación, en cambio, ya se necesita la participación de otros organismos, que deben dar su visto bueno. Desde el punto de vista administrativo, esa cuestión entraña trámites y tiempos de espera, a los que se suman otras circunstancias que acaban ralentizando el proceso.

Limpiar el embalse, así como los depósitos adonde llega después el agua, fue una medida aprobada en el último pleno de Guitiriz por iniciativa del concejal del BNGXosé Lois González Souto. La medida ya fue trasladada por el Concello a la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil.

Ese organismo es el encargado de poder autorizar o denegar esa solicitud, que afecta a la zona de cuenca en la que tiene competencias, pero su vez debe contactar con otros. Según explicaron ayer fuentes de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, hay que pedir un informe a la Xunta, que tiene competencias ambientales en el asunto.

Esos dos trámites ya hacen pensar que ante de la limpieza pasarán unos meses. A ese detalle se le suma otro, relacionado con características técnicas de la operación. Aunque no hay precedentes ?el embalse se construyó a principios de los años ochenta y nunca se limpió desde que almacena el agua de la traída pública guitiricense?, la alcaldesa, Regina Polín, manifestó ayer que resultaba lógico esperar a que esté lleno. Así las cosas, habrá que esperar también unas semanas, contando además con que el tiempo del otoño sea lluvioso.

Un baipás

Cuando se vacíe, la alternativa que el Concello considera viable es conectar la captación que llega al embalse con la que sale hacia los depósitos. Esa operación no le resulta extraña al gobierno local, puesto que la construcción de un baipás para realizar esa conexión es una de las medidas previstas por el alto nivel de hierro del agua de la traída.

Los niveles de la semana pasada, que obligan a desaconsejar su consumo, pueden estar derivados del paso del agua por el pantano. El baipás sería, pues, una posible solución, pero su ejecución parece exceder la capacidad del Concello. Como ya informó ayer este periódico, la alcaldesa mandó en días pasados cartas a varios organismos para exponer la situación y pedir colaboración.

Más cercana parece la colocación de filtros en los depósitos, que se realizará para rebajar los índices de hierro de las últimas semanas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un embalse difícil de limpiar