«Guitiriz anda acelerado e non é polo tren»

Las conjeturas sobre el ganador de 8,5 millones de la primitiva disparan los rumores entre los vecinos de la villa

;
«Guitiriz anda acelerado e non é polo tren» Las conjeturas sobre el ganador de los 8,5 millones de la primitiva disparan los rumores entre los vecinos de la villa

guitiriz / la voz

«Nada, xa o teño ben gardado no banco», comenta entre risas un vecino de Guitiriz cuando entra en la administración de lotería El Milenio de Oro, lugar donde se selló el boleto agraciado con 8,5 millones de euros que tiene a la villa revolucionada desde la noche del sábado. Las conjeturas sobre quién pudo ser el ganador del mayor premio en la historia de la primitiva en la provincia de Lugo corrieron de boca en boca en las últimas horas, algunas incluso fueron bromas cuyos ecos llegaron hasta la propia ciudad de Lugo y sus protagonistas tuvieron que desmentir de inmediato: «Eu non son, ho», afirmaba uno de los señalados cuando entraba por la mañana a trabajar como un día cualquiera.

«A vila e a xente está acelerada e non é pola velocidade que ten o tren aquí precisamente», explica abrumado Manuel Díaz, el dueño del despacho de lotería que recita de memoria la combinación ganadora que ha cambiado su vida, además de la del ganador. «Fálase de xente que ten o premio e que nin sequera sabe o que é unha primitiva, pero en Guitiriz hai ganas de marcha», sentencia el lotero.

Díaz tiene la corazonada de que el dueño del boleto que ganó el súper bote es de Guitiriz y cree que en breve podrá saber quién ha sido el agraciado. «Polo tipo de aposta que fixo, 8 euros o xoves e 8 o sábado, e por ser unha combinación que trouxo da casa preparada, non me cadra co perfil dunha viaxante ou camioneiro, senón alguén da vila que acabará sabéndose quen é».

Incluso, él mismo, después de ver la reacción de sus clientes, «e dos moitos que paran o coche e miran pola ventá», afirma que está acotando el posible millonario. «Pola miña experiencia é un home maior e cunha certa paga, e non é unha cuadrilla porque senón xa se sabería na vila ao haber moita xente implicada».

El ambiente en las calles de Guitiriz es de una alegría socarrona. Todos se miran y sonríen como pensando: «¿E se é este o do premio?», mientras se apresuran a decir: «Xa me gustaría a min ter os millóns, pero non son, que quede claro». Cuando se entra en el bar Avenida, junto a la administración de lotería, el comentario ni mucho menos es sobre el tiempo soleado. Los habituales de las partidas de cartas saben de faroles y tretas e impertérritos niegan tener el boleto premiado, «e se o tivese non llo diría a ninguén», explica riéndose Daniel, mientras su compañero de tute, José Ángel López señala con sinceridad: «Oxalá que lle toque a un que o necesita».

Los bancos, nerviosos

Los que sí parece que no pierden el tiempo son los responsables de las oficinas bancarias de la villa. «Andan preguntando a todo o mundo se sabemos quen pode ser o gañador», explica otro de esos vecinos de Guitiriz con la sonrisa en la boca. De los 8,5 millones, 1,7 se los llevará Hacienda, pero aún le quedarán al acertante 6,8 millones para gastar. «Son moitos cartos de deus, non sei que faría con tantos millóns, éche moi complicado, pero como sexa alguén da vila, en breves días acabarase sabendo», explica Belén, del bar Korreo, donde el monotema de conversación en la barra era saber quién había sellado la primitiva.

En los próximos días cualquier pequeño detalle será mirado con lupa por los vecinos de Guitiriz. Un coche nuevo, una chaqueta diferente, un peinado, unos zapatos de estreno o una simple rutina diferente podría delatar al millonario del año. «Anda cerca, anda cerca, acabará aparecendo», afirma un vecino delante del bar, como dando a entender que es alguien cercano pero que guarda silencio. «No 2015 tamén se repartiron 1,6 millóns da ONCE e acabouse sabendo, é imposible esconderse», recuerda José, quien incluso hasta no descarta que el agraciado aún no sepa que ha ganado tanto dinero: «Eu mesmo nin mirei a primitiva que teño no peto, pero sei que non son porque gastei menos de 8 euros».

De momento, el que sí se sabe que es «millonario» es Manuel Díaz, cuyo establecimiento de lotería y el bar Avenida se llenan de clientes. «Xa notamos aquí o aumento das ventas do Gordo de Vilalba, imaxínate agora», explica. Mientras pasan las horas, sigue pensando y descartando los clientes. «Xa teño a cinco ou a seis fichados que poden ser e espero sabelo polo menos antes de morrer». Preguntado sobre qué hará cuando se entere de a quién le selló 8,5 millones responde con espontaneidad: «Un abrazo enorme». Y sobre qué le recomendaría: «Que tivera cabeza para facer as cousas ben».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

«Guitiriz anda acelerado e non é polo tren»