Aprendiendo juntos después de la jubilación

Antonio Currás y Ángeles Río, matrimonio de Momán (Xermade), asisten a clases y a excursiones de la UNED Sénior con otros vecinos de la comarca

.

VILALBA / LA VOZ

Nunca es tarde para aprender, para ampliar la curiosidad, para visitar castros o museos, para apuntarse a un coro... Antonio Currás Paz, de 71 años, y Ángeles Río Vázquez, de 65, pertenecen a ese grupo de entusiastas. Ella, empleada de Correos jubilada el año pasado, y él, que de joven iba a segar a Castilla y luego trabajó en la mina de As Pontes, viven en Momán (Xermade), y aprenden Historia de Galicia y Medicina en la UNED Sénior de Xestoso-Momán, que dentro de la Terra Chá tiene aulas en esa localidad chairega y en Guitiriz.

Los dos forman parte del coro local, cuya puesta en marcha tuvo lugar tras el comienzo de la actividad de la UNED Sénior, y él también está matriculado en Música. Las clases están enfocadas desde un punto de vista más práctico que teórico: en Medicina, por ejemplo, se realizan ejercicios para estimular y conservar la memoria, y en Historia de Galicia abundan los viajes a diversos lugares, con explicaciones del profesor Felipe Senén López.

«Empecei para coñecer algunha xente», explica Antonio Currás. Desde luego parece haberlo conseguido, pues asegura haber entablado relación con personas de Ferrol, de Betanzos o de Guitiriz desde que es alumno de la UNED Sénior. Su mujer también comparte ese punto de vista y agrega: «Hai que darlle as grazas a don Luis». Don Luis es Luis Rodírguez Patiño, cura de Momán, de Labrada (Guitiriz) y de otras parroquias en los vecinos municipios coruñeses de Monfero y de Aranga, conocido por puntos de vista que a menudo se alejan de los de la jerarquía, impulsor de iniciativas como una misa en protesta por los baches de la carretera Momán-As Pontes y promotor de la puesta en marcha de la UNED Sénior en la zona.

Las clases, que se desarrollan por las tardes, parecen amenas. Así, en las de Medicina se anima a los alumnos a recordar palabras y a juntar letras como manera de estimular el cerebro. Las de Historia de Galicia cuentan con frecuentes excursiones: Antonio Currás comenta que pocos de los principales castros de Galicia deben de quedarle por conocer; su mujer, en cambio, está satisfecha de haber visitado numerosos museos. Además, entre clase y clase hay una pausa para café.

«É unha maneira de saír da casa e de pasalo ben», opina Antonio Currás, convencido de que sin la UNED Sénior pocas opciones de ocio interesante habría: «Xogar a partida e pouco máis», dice. Y asegura que si en la televisión se comenta algún asunto del que se haya hablado en las clases, presta más atención a la pantalla: «Algo sempre se che queda», explica.

Votación
8 votos
Comentarios

Aprendiendo juntos después de la jubilación