Un cura que predica contra la crispación

Parroquias de Guitiriz y de Xermade celebran la Semana de la Paz


Vilalba

Condenar comportamientos ajenos no autoriza «para la descalificación de las personas», y ese rasgo es uno de los «más hermosos» y «más difíciles» del cristianismo. Palabra de sacerdote: en este caso, de Luis Rodríguez Patiño, cura en Labrada (Guitiriz), en Momán (Xermade) y en otras parroquias de los concellos coruñeses de Aranga y de Monfero. Patiño afirma que es «legítima» la oposición al contrario; pero asegura que el mensaje de Jesús de no juzgar para no ser juzgado debe prevalecer sobre cualquier discrepancia.

Esos puntos de vista forman parte de explicaciones ofrecidas a los fieles con moptivo de la Semana de la Paz, que a lo largo de esta semana se celebra en las parroquias que atiende Patiño. También se dedicó importancia a situaciones de violencia que pueden darse en la vida cotidiana, sean casos de acoso escolar o de violencia machista, y se subrayó además la importancia de pedir perdón. Par el próximo domingo, en la iglesia de Labrada, está prevista una suelta de globos,

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Un cura que predica contra la crispación