El Porco Celta, el único animal que resiste a los ataques de lobo en Friol

Miembros de Asoporcel y comuneros lo achacan a su carácter


LUGO / La VOZ

En la parroquia de Carballo, en el municipio de Friol, donde los ataques de los lobos a reses, equinos y demás animales son la tónica predominante, encontramos al único que resiste este tipo de agresiones pese a encontrarse en un lugar por el que continuamente deambula el cánido. Se trata del Porco Celta, una raza que habita en una parcela de las 270 hectáreas de monte de O Carballo y que hasta la fecha no ha sido víctima de los ataques del lobo. «Os ataques a vacas, becerros e equinos son constantes; sen embargo ao Porco Celta non temos ningún. Por poñer un exemplo, de 25 poldros que naceron o ano pasado neste monte, só quedan dous. Estamos convencidos de que foi o lobo quen os matou porque están as súas pegadas; pero non temos maneira de demostralo e é por iso que non podemos beneficiarnos de subvencións. En dez anos só puidemos demostrar en tres ocasións que fora o lobo», indica José Manuel Iglesias, presidente del monte O Carballo, que añade que hace años habitaban unos 500 equinos en la zona.

Desde Asoporcel y desde la comunidad de montes de la localidad achacan la causa a su carácter grupal y fuerte. «Cremos que se dan varias circunstancias. Por un lado, son animais moi grupistas e cun carácter moi forte; e por outro lado teñen presas moito máis doadas de atacar», indican Iván Rodríguez, director técnico de Asoporcel y José Manuel Iglesias, presidente de la Comunidad de Montes Vecinales de Carballo.

Según estos conocedores, el hecho de que los animales se agrupen en una parcela, dentro de la cual se encuentra un área cerrada, no los salva de ser atacados. «O lobo podería saltar perfectamente a malla e atacalos», opinan.

Dos años en Friol

Desde hace dos años, cerdos de esta raza se encuentran en unas instalaciones modulares y de funcionamiento autónomo que utilizan energías renovables y tecnologías de la información para el aprovechamiento silvopastoral del monte. Se trata de un sistema que permite reducir los costes de producción de esta raza a través de la utilización de recursos naturales y tradicionales. «Ao principio empezamos cun cerrado de malla electrosoldada, con postes enterrados, así como un silo que tamén levaba unha pequena cimentación. Era unha estrutura factible de trasladar pero resultaba complexa e custosa porque implicaba moita man de obra», concluye José Manuel Iglesias.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

El Porco Celta, el único animal que resiste a los ataques de lobo en Friol