Hallazgos y destrozos se suceden en una zona de una importante riqueza


Quizá el nombre de Friol no se asocie con el patrimonio histórico con tanta facilidad como otros, aunque también es conocido para muchos por la fortaleza de San Paio de Narla. No obstante, desde el punto de vista de la prehistoria ha sido protagonista de recientes descubrimientos que parecen valiosos, si bien ha sido, al mismo tiempo, escenario de daños a distintos elementos.

Uno de los acontecimientos más relevantes de los últimos tiempos fue la aparición de un petroglifo en el que se cree grabada una figura humana. El hallazgo tuvo lugar, la pasada primavera, en la parroquia de Miraz, cerca de un conjunto de mámoas. En cambio, a finales del año pasado, en las parroquias de Devesa, de Lamas y de Narla se registraron destrozos, consistentes en la apertura de surcos por el paso de maquinaria pesada y en el derribo de señales. Patrimonio dos Ancares presentó denuncia por esos hechos.

Meses antes, también había presentado, ante la Xunta, denuncia por la destrucción de una mámoa en las inmediaciones del polígono industrial, derivados del paso de maquinaria por la zona. El colectivo demandó entonces una actuación sancionadora de la Xunta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Hallazgos y destrozos se suceden en una zona de una importante riqueza