Nueva polémica en Cospeito por las bonificaciones a nuevas empresas

El PSOE criticó, en el pleno de esta tarde, que no hubise medidas de apoyo al sector primario local


Vilalba

El Concello de Cospeito decidió, en un pleno de hace meses, adherirse al acuerdo firmado por la Xunta y por la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) para favorecer la instalación de empresas con bonificaciones en distintos impuestos. Ayer, en otro pleno, los votos del grupo de gobierno sirvieron para rechazar las alegaciones presentadas por el PSOE, que en la sesión en que aprobó la adhesión había mostrado ya ciertos reparos a la propuesta.

La portavoz socialista, Rosa Morán, aseguró que un debate como ese equivalía en cierto modo a un debate sobre las prioridades del municipio, y subrayó que la llegada de nuevas empresas no podía aceptarse «a calquera prezo» ni en «competencia desleal» con las ya asentadas. Por otro lado, consideró que las facilidades a nuevas empresas ?el documento de la Xunta y la Fegamp recoge bonificaciones de hasta el 95% en el IBI o en la licencia de obra? contrastaban con la ausencia de medidas similares para las explotaciones ganaderas. El municipio, dijo, no solo cuenta con granjas punteras en el sector vacuno, sino que su actividad genera trabajo en otros sectores ?veterinarios, comercios de productos fitosanitarios y talleres de maquinaria, entre otros?.

El alcalde, Armando Castosa, replicó que la adhesión al convenio suponía para un concello tener más puntos al pedir un obradoiro de empleo y que la fiscalidad de Cospeito era baja en comparación con la de otros municipios. La concejala del BNG, Yolanda García, solicitó que se pidiese calidad y estabilidad en los puestos de trabajo que se lleguen a crear.

García cuestionó los anuncios de un próximo impulso al polígono de Feira do Monte, impulsado por la Diputación, y Castosa le replicó que había estado años parado por culpa del gobierno provincial.

Solo el PP apoya el gasto del Concello en un bufete de abogados

El PP votó en contra de la propuesta socialista en contra del gasto en un bufete privado de abogados. La portavoz socialista defendió que debía acudirse a los servicios jurídicos de la Diputación, que son gratuitos para los ayuntamientos en tanto que este contrato supondrá un desembolso anual de 12.000 euros. Castosa desveló que alguna vez se había solicitado la colaboración de los servicios de la Diputación, aunque no siempre ?al tener que responder a todos los concellos que demanden ayuda, precisó? pueden actuar con agilidad. También matizó que no se podía pedir la rescisión del contrato con el bufete privado porque no estaba firmado aún, a lo que Morán replicó que se debería solicitar la rescisión nada más vencer el plazo fijado. La concejala del BNG se abstuvo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Nueva polémica en Cospeito por las bonificaciones a nuevas empresas