Una voz crítica con las manos en la masa

La portavoz del PSOE de Cospeito sabe lo que se cuece en la política local


VILALBa / LA VOZ

Rosa Morán, portavoz del grupos del PSOE de Cospeito, sabe lo que se cuece en la política local, pues está en el tercer mandato en el Concello y asume con firmeza la función de control y de crítica al gobierno del popular Armando Castosa. Pero también sabe lo que se cuece en otros ámbitos: con su marido, Orencio Fontela, está al frente de la panadería familiar, situada en Muimenta y fundada por su padre y por un tío suyo. Estudió Magisterio y dio clases, pero la jubilación de su padre la puso ante un dilema: la elección tomada salta a la vista, y Rosa Morán está acostumbrada a llevar una vida de madrugones cotidianos y a robar horas al sueño.

«Coñézoo de toda a vida», dice sobre el oficio al que ahora se dedica. Su vida diaria se inicia a las cuatro de la mañana: mete las empanadas en el horno; se acuesta una hora más o menos, prepara el reparto sobre las ocho y media... A veces le queda libre el resto de la mañana, y a las dos y media regresa el personal de reparto y hay que preparar las cuentas.

Morán asegurar que es más fácil atender el negocio que ser concejala. Como si quisiera recalcarlo, explica la importancia de mantener el horno a una temperatura estable y advierte que emplear pellets no afecta al sabor final del pan. Hay, claro, servidumbres: cuando se graduó su hija, su marido no pudo acompañarla por exigencias del trabajo.

Los plenos de Cospeito suele celebrarse los jueves. En la panadería, a diario, se elaboran unas 600 piezas, y el sábado es el día en que se preparan empanadas con relleno llevado de casa. Morán subraya que una hogaza o una barra bien cocidas no entienden de siglas: «Teño clientes do PP», dice.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una voz crítica con las manos en la masa