Peligro en la carretera a Piornedo

La Diputación dice que tiene previsto arreglar la vía en las próximas semanas con un proyecto de emergencia

s.v.
lugo / la voz

Hay imágenes que hablan por sí solas y situaciones en las que el peligro se respira en el aire. La carretera LU?P?1401, que enlaza Doiras y Piornedo, entre los kilómetros 21 y 23 fue una de las más castigadas por los incendios del pasado octubre. La peligrosa circulación se agrava en un mínimo de tres curvas críticas donde los guardarraíles se encuentran en el aire y el asfalto, convertido en barro, se desliza hacia el vacío. La Diputación asegura que está trabajando en un proyecto de emergencia que se pondrá en marcha en las próximas semanas, pero lo cierto es que ya han pasado diez meses desde que el fuego arrasó más de 60.000 hectáreas en Galicia. En la actualidad, los coches siguen circulando por la vía, arriesgando la vida de sus viajeros en cada kilómetro de recorrido.

La vegetación cumple una función muy importante en los montes, ya que crea una red de sujeción que evita que los terrenos se desplomen. Además, las plantas, desde las hojas de los árboles hasta la hierba y las raíces, están preparadas para absorber el agua de la lluvia. Si todo esto se convierte en ceniza, las lluvias caen sobre la tierra seca e inestable, lo que origina desprendimientos y derrumbes.

La oleada de incendios del pasado octubre transformó el verde en negro, y un viaje hasta Piornedo puede convertirse en una auténtica odisea. «Os coches soben con medo e moi despacio pola estrada», aseguran los vecinos, que se muestran preocupados por el acceso a su pueblo. Su seguridad está en juego.

 La solución de la Diputación

Desde el gobierno provincial aseguran que las tres carreteras afectadas (LU?P?1401, 1410 y 1408) se rehabilitarán en las próximas dos semanas mediante un proyecto de emergencia para acondicionar las vías y garantizar la seguridad de los conductores.

La Diputación sostiene que ya han aprobado las dos primeras partes del plan, que se corresponde con la elaboración de directrices por parte de un ingeniero y la aprobación del presupuesto. Ahora mismo se encuentra pendiente de la firma del contrato con la empresa, que es el último paso necesario para poder llevar a cabo las obras. El proyecto, aunque es de carácter urgente, llega con retraso en un mes de agosto «complicado» para acelerar los trámites, explican desde el gobierno provincial, a lo que añaden que, «como mucho, en quince días» se arreglará la carretera.

El gobierno provincial indica que invertirá 40.000 euros para realizar este proyecto, en el que también se rehabilitará una pista municipal en el núcleo de San Martín de Cereixido, en Cervantes. Mientras tanto, vecinos de la zona y turistas que se acercan a la montaña lucense ponen en riesgo su vida al intentar llegar a Piornedo.

 Conos tirados

Al margen de la calzada, unas cintas y conos tirados revelan que la carretera estuvo cerrada en algún momento o que debería estar en la actualidad, pero nada impide que los vehículos circulen por la vía, siendo el único acceso que tienen los vecinos para llegar a sus hogares. En el último comunicado remitido por la Diputación, el gobierno provincial mantiene que «nestes momentos estase a facer o proxecto para a recuperación da vía co fin de poder abrila de novo no menor tempo posible».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Peligro en la carretera a Piornedo