Un campo plagado de normativas ambientales de aplicación

El plan director de Red Natura, el catecismo de la protección


lugo / la voz

El 98% de la superficie del Concello de Cervantes, que es uno de los integrantes de la comarca de Os Ancares, junto a Navia, Baralla, Cervantes, As Nogais y Pedrafita, que cubre una superficie de 105.000 hectáreas, está sometida a varias protecciones ambientales, con sus consiguientes condicionantes. Solamente escapa a un 2% del terreno, en la zona de Vilartote. Es el más protegido.

reserva de la biosfera

Abarca 53.664 hectáreas. Su nombre completo es Ancares Lucenses, e Montes de Cervantes (27.759 hectáreas) que representa el 51,85% del total; Navia, (24.253,10 hectáreas) y el 45,30% y Becerreá. Es la más reducida, con 1.530 hectáreas dentro de la reserva, de las 17.200 totales. Esta es una zona de protección de conservación de usos tradicionales. Esta declaración no constituye un instrumento legal.

reserva nacional de caza

La forman 7.792,12 hectáreas. Esta es la parte gallega de la reserva de caza, que fue la que más se vio afectada por el fuego de los últimos días. Su declaración data del 22 de junio del año 1966. La Xunta dispone en esta zona de una finca de su propiedad, que gestiona el Servicio de Conservación da Natureza, que ocupa 1.288,43 hectáreas y en la que está enclavado el albergue de montaña. Tiene asumida la actividad cinegética y se encarga de la limpieza del terreno, a través de rozas manuales y mecánicas y del sembrado de cereales para la alimentación de las perdices.

rede natura 2000 ancares-courel

Formada por zonas ZEC y ZEPAS, con diferentes zonas de protección. Su filosofía es la de proteger valores medioambientales de flora y fauna, cuyos hábitats están recogidos en directivas europeas. Está desarrollado en un plan director, que da contenido a la normativa europea y que especifica las restricciones. De Ancares-Courel, forman parte los concellos de Navia, Cervantes, Becerreá, As Nogais, Triacastela, Pedrafita, Samos, O Incio, Folgoso, A Pobra de Brollón, Quiroga y Ribas de Sil. Las zonas ZEC suponen 102.562 hectáreas y las ZEPA, 12.564 más. La Rede estuvo compuesta por Lugares de Importancia Comunitaria (LIC), hasta su transformación en ZEC. El plan director cuyo contenido reclaman que se modifique, es el instrumento de planificación, que condiciona numerosas decisiones. Los vecinos de Os Ancares lo catalogan como muy restrictivo y conservacionista, según la delimitación de las zonas. Una de estas restricciones es la apertura de nuevas vías de comunicación.

zona de protección de oso pardo

Declarada en en el año 1992. El cañón de Vilarello es una de las zonas de paso de osos más importantes. Actualmente está arrancando un polémico programa life de oso pardo, en el que participan la Xunta, la Asociación Galega de Custodia do Territorio y la Fundación Oso Pardo. Están ofreciendo medidas de protección, en las que pretenden implicar a los cazadores.

otras protecciones

Árboles senlleiras. Junto a Paisaxe Pintoresca y a monumento natural Pregamento xeolóxico de Campodola-Leixazos, de 90 hectáreas este último, constituyen otros condicionantes y limitaciones en pleno corazón de Os Ancares.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un campo plagado de normativas ambientales de aplicación