Situación dramática en Os Ancares por los incendios

La Voz LUGO / LA VOZ

CERVANTES

Decretado el nivel 2 por la fuerza de las llamas en el núcleo de A Freita, en el que se estudia la evacuación

16 oct 2017 . Actualizado a las 10:00 h.

La situación en el municipio de Cervantes, en el corazón de la comarca de Os Ancares, se ha vuelto complicada durante esta tarde por los incendios. El último paso ha sido la declaración de nivel 2 en el núcleo de A Freita, en el que se debate si será necesario desalojarlo y buscar alojamiento para sus vecinos. Por la mañana, el fuego ya obligó a desalojar Xantes y Vilarello, así como también los hoteles de Piornedo, lo que indica hasta qué punto las llamas son un problema. Varias carreteras están cortadas, y solo se puede salir del municipio por una vía que conecta con Navia de Suarna. En una vivienda de Vilarello, en la que ardió la puerta, el trabajo de los equipos de extinción logró atajar las llamas antes de que fuesen a más.

El viento y el humo complican la extinción, y los helicópteros no pueden trabajar en esas circunstancias. Hay un avión en la zona, e incluso personal de Medio Ambiente se ha sumado en apoyo de las brigadas de Medio Rural. La situación ofrecía una pequeña esperanza por la tarde, ya que alrededor de las cuatro de la tarde empezó a llover, pero solo cayeron unas gotas. En la Reserva de la biosfera de Os Ancares han ardido ya en los últimos días cerca de 1.000 hectáreas. Lugo arde en este momento por los cuatro costados: As Gándaras, Saviñao, Castroverde, Paradela, Friol, Samos, Outeiro de Rei, Pobra do Brollón y Palas de Rei registran incendios este domingo. Las rachas de viento fuerte y seco hacen pronosticar lo peor para esta tarde. 

«Es como la catástrofe del Prestige del monte»

Un residente en Piornedo, una pequeña aldea en la parroquia de Donís, en Cervantes (Lugo), denuncia que varios núcleos poblados de la zona ya están «rodeados» por un fuego «totalmente fuera de control» y ha asegurado que faltan medios de extinción para salvar esta zona. Este vecino de la Reserva de la biosfera de Os Ancares Lucenses, y Montes de Cervantes, Navia y Becerreá, que ha preferido mantener en el anonimato su identidad, ha destacado, en declaraciones a EFE, la magnitud de las llamas que se ven a varios kilómetros de distancia.