Los historiadores afirman que seguirán apareciendo más campamentos romanos

A finales de los 90 había documentados 11 en el noroeste, hoy ya son más de 60

.

lugo / la voz

El descubrimiento y la investigación de campamentos romanos en el noroeste de Hispania están deparando poco a poco novedades acerca del proceso de romanización de esta zona de la península. En concreto, el hallazgo en esta década de los campamentos de A Recacha y A Granda das Xarras (en el límite entre Lugo, León y Asturias/Navia-Candín e Ibias), de Cortiña dos Mouros (entre Cervantes y Balboa) y de A Serra da Casiña (Balboa) está modificando la interpretación que hasta hace unos años se tenía del proceso de romanización de Galicia.

«Está cambiando a maneira de entender este proceso histórico. Sabemos que a finais dos oitenta e inicios dos 90 tiñamos localizados no noroeste ata 11 campamentos romanos, pero agora xa sabemos de 60, dos cales 32 xa foron catalogados por Romanarmy e nos dous últimos anos, 16 deles foron novidade», explica el historiador José Manuel Costa García, integrante gallego del colectivo Romanarmy, un equipo de investigadores de España y Portugal que trabaja en el estudio de la presencia militar romana en el noroeste de la Península Ibérica.

Las dimensiones y sistemas de ocupación de los diferentes campamentos romanos muestran, según explica el profesor Costa García, «as evidencias de que se empregaban para diferentes usos». Estos podían ser desde fortificaciones temporales, castra aestiva -como la de A Serra da Casiña, con casi 7.000 legionarios-, o los castellum, de menos hectáreas, que servían de puntos de control. Y es que además de servir como paradas militares, en la zona hay numerosas explotaciones auríferas y también se construyeron posteriormente las rutas romanas, como la Vía XIX que unía la actual Astorga con Lugo. Precisamente esta ruta primitiva, conocida en Os Ancares como la vía Comeal, (Cervantes) será acondicionada por el Ayuntamiento de Balboa. Son unos 12 kilómetros de subida entre la villa del Bierzo y la zona de O Portelo, al lado de donde los romanos levantaron el campamento de Cortiña dos Mouros.

Desde Romanarmy señalan que los recientes hallazgos de campamentos se verán completados en breve por nuevas revelaciones. Están recopilando material y analizando datos -a través de imágenes por satélites, fotos aéreas y reconstrucciones en 3D- que podrían demostrar nuevos indicios de campamentos romanos.Las conocidas como Guerras Astur-Cántabras, entre los años 28 y 19 a.C., fueron estudiadas durante años sin tener en cuenta el protagonismo que tuvieron los asentamientos de Os Ancares o los recientes hallazgos de grandes campamentos en la zona de Sarria. «O exército romano podía empregar de forma reiterada un espazo en diferentes campañas ou acoller máis dun campamento, se ese lugar encaixaba no seu escenario táctico. A Chá de Santa Marta, entre Láncara e Sarria, constitúe un conxunto arqueolóxico único en Galicia, con alomenos tres posibles campamentos romanos no punto de saída das montañas orientais de Galicia», explican Romanarmy.

Votación
8 votos
Comentarios

Los historiadores afirman que seguirán apareciendo más campamentos romanos