Prórroga para que la Xunta no pierda subvenciones para el barrio de A Residencia

El Gobierno amplía en un año el plazo para la realización y justificación de las obras


Lugo / la voz

El Gobierno concede una prórroga a la Xunta para que el organismo autonómico no pierda una subvención que está destinada a la nueva Oficina de Emprego del barrio de A Residencia.

La subdelegada del Gobierno, Isabel Rodríguez, explicó ayer la noticia a los representantes vecinales, con los que mantuvo una reunión. El Ministerio de Trabajo acordó ampliar en un año el plazo para que la Xunta justifique las obras subvencionadas. «Esta é unha nova mostra de que este Goberno nunca se plantexou entorpecer ningún proxecto que beneficie aos lucenses. Temos como prioridade o interese dos cidadáns, por iso estamos a dar todas as facilidades, dentro da legalidade vixente, para axudar á creación de novos equipamentos no barrio», explicó ayer la subdelegada.

Cesión de los terrenos

El Ministerio de Trabajo colabora en las nuevas dotaciones para el barrio con la cesión gratuita de los terrenos, propiedad de la Tesourería Xeral da Seguridade Social, y con una inversión que supera el millón de euros, a través de dos subvenciones concedidas por el Servizo Público de Emprego Estatal.

El plazo para la justificación de una de las dos subvenciones concedidas por el Estado, que tiene un importe de 700.000 euros destinados a la financiación de la nueva Oficina de Emprego, terminó el pasado 13 de septiembre sin que la Xunta justificase la realización de las obras.

Para evitar que la Xunta pierda la subvención y que peligre la creación del nuevo equipamiento, el Ministerio de Trabajo autorizó la ampliación hasta el plazo máximo de un año para la realización y posterior justificación de las obras en el barrio de la Residencia.

Obras en el barrio

Las obras de construcción del nuevo centro integral de salud del barrio de A Residencia empezarán a principios del año que viene y tienen un plazo de ejecución de 20 meses. Este nuevo espacio contará con un centro de salud, un Punto de Atención Continuada (PAC) y urgencias. Además, el 061 tendrá base en la zona y hay un proyecto para construir un área de salud mental.

El proyecto para el antiguo Xeral también levantó polémica entre el Concello y la Xunta puesto que, hace un año, desde el consistorio explicaron que la Xunta anuló varios acuerdos.

Las obras de demolición del Hospital Xeral, ubicado en A Residencia, finalizaron a finales de septiembre y costaron algo más de tres millones de euros.

La Diputaciñon aprueba la apertura de la residencia de Castroverde

La Xunta de Gobierno de la Diputación aprobará en su sesión de hoy la adhesión del Concello de Castroverde a un convenio de colaboración para la apertura y funcionamiento del Centro de Atención a Maiores de la localidad. El Pleno Municipal acordó por unanimidad y en noviembre sumarse al convenio, por lo que el procedimiento administrativo para que la residencia funcione seguirá en marcha.

Una partida de los presupuestos

La Diputación tiene reservados en los Presupuestos del año 2020 una partida destinada para la creación del inmueble de servicios.

Este modelo de cooperación de la Diputación y del Concello de Castroverde establece la gestión pública del centro de mayores y define el acceso a las plazas, que se distribuyen de forma preferente para los vecinos del municipio y, en segundo término, para los de las localidades vecinas. Todos podrán acceder a las plazas, independientemente de su situación económica puesto que pagarán en función de ella. Por último, podrán solicitar su plaza los vecinos de la toda la provincia, y estas serán asignadas en función de número y también de disponibilidad.

Varios centros beneficiarios

La Diputación destina en los Presupuestos del año próximo nueve millones de euros para el mantenimiento de las residencias de mayores de Ribadeo, Trabada y Pol; y para abrir los de A Fonsagrada, Castroverde y Pedrafita do Cebreiro. Asimismo, la institución avanzará en el equipamiento del centro de Meira y del de Ribas de Sil.

El Hospital Xeral ya es historia

María Guntín

La Xunta confirmó que las obras de demolición están acabadas. Los trabajos han costado más de tres millones de euros

El antiguo Hospital Xeral de Lugo ya es historia. La última fase de demolición ha terminado después de nueve meses -y aunque el plazo estimado de ejecución era de siete- de trabajo que han costado 3,2 millones de euros.

Los residuos revalorizables, fundamentalmente el aluminio, permitirá a la Xunta obtener unos 400.000 euros, una cantidad que descontará del monto total de las obras de demolición.

Ahora empieza la labor de reacondicionamiento del terreno para construir una residencia que albergará a, aproximadamente, 120 personas mayores. Además, el complejo acogerá un centro integral de salud, zonas verdes y un edificio de emprendimiento.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Prórroga para que la Xunta no pierda subvenciones para el barrio de A Residencia