Los carballos amenazan al cementerio más pequeño de la provincia

Las ramas de un árbol que se desmoronó causaron daños en el singular conjunto de Soutomerille


lugo / la voz

De nada sirvieron los poemas cantados en el verano de 2016 para llamar la atención sobre el abandono del lugar. Tampoco fueron oídas las quejas de la Asociación de Amigos do Patrimonio de Castroverde. El cementerio de Soutomerille, el más pequeño de la provincia de Lugo, y quizás de Galicia, es víctima de los carballos. En las últimas semanas, las ramas de uno de estos árboles que confieren al lugar un especial interés causaron destrozos en las sepulturas. Y lo peor es que, como no hay trazas de una solución, es que el día que se produzca un vendaval las sepulturas de esta mini necrópolis, de cantería y de especial valor arquitectónico por su singularidad, pueden acabar destrozadas.

Manuel Muñiz, de Amigos do Patrimonio de Castroverde, dice que es vergonzoso el estado en que se encuentra todo el conjunto de Soutomerille, formado por una iglesia de origen prerrománico y unas construcciones situadas en sus proximidades, se encuentran totalmente abandonadas. Los ladrones incluso se llevaron la campana del templo.

Ese abandono ya se plasmó en destrozos en el cementerio. Parte de un carballo se precipitó sobre la sepultura de Emilia López González y su hermano Donato, que fallecieron muy jóvenes. La primera murió con 22 años en A Coruña en febrero de 1939. Al mes siguiente falleció en Vinaroz (Castellón) su hermano. Tenía 29 años.

La lápida de mármol de esta sepultura se partió como consecuencia del impacto de la rama. Lo hizo casi por la base. Alguna persona que se percató de la situación colocó en su sitio el trozo desprendido y lo sostuvo con tres pedruscos.

En el mini camposanto de Soutomerille hubo más daños. Las ramas también afectan a las techumbres de las sepulturas coronadas con espectaculares cruces de piedra de cantería que en cualquier momento pueden venirse abajo. Amigos do Patrimonio de Castroverde considera que todo el conjunto debe tener la máxima protección por tratarse de un bien de máximo interés tanto arquitectónico como paisajístico, situado en el Camiño Primitivo.

«Todo este singular conxunto funerario está en constante ameaza por este tipo de accidentes, contra os que non podemos facer outra cousa que evidenciar o seu risco e agardar accións que nunca chegan», aseguran desde Amigos do Patrimonio de Castroverde. El colectivo vivió lo que denominaron «xornada de desfeitas» porque en un solo día descubrieron como un cargamento de madera invadió el área del cruceiro de Córneas, de 1766, y además aparecieron los destrozos en el cementerio. Con anterioridad el colectivo denuncio la existencia de basureros en las proximidades de la laguna generada por la arenera de Soutomerille, «un hábitat con valor ecolóxico e paisaxístico».

«Que clase de mentalidade pode sumar todo este desprezo ó patrimonio, ó entorno e mesmo ó espazo público? Que se gaña coa desfeita masiva e sistemática?», plantearon desde el colectivo de Castroverde que lleva a cabo diversidad de actividades.

El hecho de que la propiedad del conjunto de Soutomerille sea privada, complica la situación, sin embargo algunos vecinos consideran que el concello de Castroverde debe intervenir.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los carballos amenazan al cementerio más pequeño de la provincia