Animalistas denuncian a la cuadrilla de caza del alcalde de Castroverde por matar un cerdo celta salvaje

La Voz LUGO / LA VOZ

CASTROVERDE

Álvaro Vaquero

El regidor replica que el animal no pertenecía a ninguna granja y que llevaba años en el monte

09 ene 2019 . Actualizado a las 15:33 h.

Personas relacionadas con el grupo animalista Libera presentaron en la Fiscalía un escrito, sin firmar, en el que denuncian a una cuadrilla de caza de Castroverde en la que también está el alcalde, José María Arias, por la muerte de un cerdo celta en una batida celebrada el 18 de noviembre. En la denuncia aseguran que el grupo de cazadores denominado «Furís» participó en una batida en el tecor Río Chamoso de Castroverde. Explican que José María Arias fue el que disparó a un cerdo celta que pesó 198 kilogramos y lo abatió, y dicen también en la denuncia ante la Fiscalía que esto ocurrió en la zona de Salgueiriño, en Castoverde, a menos de un kilómetro de la granja de Recesende, de la que supuestamente procedía el cerdo. Identifican al alcalde en la denuncia como el autor del disparo y a dos compañeros suyos de cuadrilla como los que realizaron el despiece del animal.

 Versión bien distinta

Por su parte el alcalde de Castroverde, José María Arias, que está al corriente de la denuncia presentada por este colectivo, explicó una versión de los hechos bastante diferente. Según dijo, el cerdo celta no pertenecía a ninguna granja, porque nadie lo reclamó y hacía más de tres años que vivía en el monte, ya que lo habían visto en otras ocasiones. El cerdo, de gran tamaño, presentaba un color totalmente oscuro por su pelo negro y semejaba un jabalí, que además atacó a los perros. Fue abatido de un disparo como un jabalí más de aquella batida autorizada, aunque una vez muerto comprobaron que se trataba de un puerco celta salvaje. Además de una capa de pelo negro, era agresivo, huidizo, y los perros lo persiguieron por el olor como si fuese un jabalí.

José María Arias dijo sobran jabalíes y si supiesen que no lo era, no le habrían disparado. La proliferación es tan grande en los campos que hasta se cruzan con otras variedades y existan híbridos difíciles de distinguir de los jabalíes durante un lance veloz de caza. Por ejemplo, recordó que los jabalíes se han cruzado con cerdos vietnamitas y existe la variedad llamada «porcoril», que a veces también resultan abatidos en las cacerías. Incluso existen cerdos celtas salvajes como el de esta ocasión, y algunos incluso cruzados también con jabalíes, de tal manera que en ocasiones, cuando se dispara, la pieza resulta ser un híbrido.