Darío Campos: «Todos fomos de Besteiro, pero agora somos do noso secretario xeral»

El presidente de la Diputación desea que el congreso del partido en Lugo se celebre cuanto antes para preparar las elecciones


lugo / la voz

El proceso de renovación parece haber devuelto a la vida al PSdeG en Lugo, al menos ha puesto las pilas a amplios sectores de la militancia. A la espera de la inminente convocatoria del congreso provincial, la conformación de la ejecutiva gallega sin besteiristas abre muy distintas perspectivas de cara al cónclave lucense. El propio presidente de la Diputación, Darío Campos, con su personalísimo estilo, pareció dar ayer por enterrado el besteirismo en unas declaraciones que finalizó asegurando que ahora son del secretario general actual. La quiniela de posibles candidatos a la secretaría provincial está abierta y hay abundancia de nombres que, con más o menos justificación, suenan en los ámbitos socialistas lucenses.

Darío Campos, alcalde de A Pontenova, es presidente de la Diputación; puede decirse que lo fue en su día por accidente, porque el besteirismo intentó una jugada de dominó para librarse de los dos aspirantes a la presidencia de la Diputación, que compitieron electoralmente para serlo: Manuel Martínez y Juan Carlos González Santín. Aquello acabó en un fiasco, y a Campos le tocó ser el aspirante. Fracasó al primer intento, porque Martínez no apoyó su candidatura con lo que durante unas semanas presidió la Diputación la popular Elena Candia. Luego, mediante moción de censura, Campos logró la presidencia. Es poco dudoso que tuvo una papel decisivo en recuperar a Martínez para el PSOE, y para situarlo en la vicepresidencia de la Diputación. Ayer, cuando los periodistas le preguntaron si la conformación de la ejecutiva gallega del PSdeG supone la desaparición del besteirismo, declaró: «O besteirismo foi no seu momento, todos fomos de Besteiro, e agora todos somos socialistas e somos do nosos secretario xeral, co que hai que traballar a morte para ser útiles á sociedade galega». Añadió: «Agora toca traballar todos da man, estar a morte co noso secretario xeral [Gonzalo Caballero] e conseguir que estas políticas do Partido Popular que discriminan á provincia de Lugo cambien». Desea que el congreso provincial del partido sea convocado cuanto antes, «porque as eleccións municipais están á volta da esquina e hai que poñerse a traballar nas agrupacións para ter os mellores candidatos posibles ás alcaldías».

Intereses comunes

Los restos del besteirismo tras el naufragio en el congreso gallego del partido darán la batalla en el provincial, si bien, a estas alturas, no forman una piña, aunque sí tienen amplios intereses comunes que defender. Y es seguro que intentarán defenderlos y tienen muchas opciones.

Entre los nombres que figuran en las quinielas anteriores a la convocatoria del congreso, el que más ha sonado y probablemente constituye una de las opciones más sólidas es la de Álvaro Santos, que fue vicepresidente de la Diputación y hoy ejerce, entre otras responsabilidades, la de portavoz socialista. Santos, que tiene reiterados compromisos públicos de apoyo por parte de Darío Campos, señala que aún no ha tomado una decisión, y que lo hará en las próximas horas.

Entre los candidatables figura continuamente el alcalde de Monforte, José Tomé Roca. Ayer, como en ocasiones anteriores, declinó hacer comentario alguno a este respecto a la redacción de La Voz en la ciudad del Cabe.

Y también se mueve en el casillero de las quinielas socialistas en Lugo el nombre de el lancarés Pablo Rivera. De él se dijo en su día que el besteirismo lo tuvo como uno de los posibles aspirantes a la presidencia de la Diputación. Pero no parece que esté dispuesto a jugar sus cartas en esta ocasión: «Agora mesmo estou moi contento coa área que teño [na Deputación]. En principio non vou optar a nada. Se o partido me necesita, colaborarei todo o que faga falta. Son moi novo e hai moitos compañeiros que están preparados e que o poden facer ben».

Con nombre propio

En otro campo muy distinto del socialismo lucense juega el alcalde de Castroverde, José María Arias, un alcalde con experiencia y un militante al que no le tembló la voz para decir lo que opinaba en los momentos difíciles en el caso de la Diputación. Arias no dice ni sí ni no sobre su disposición a optar a la secretaría provincial del partido. Pero, como siempre, deja claro dónde está:

«Andamos un montón de xente para facer unha candidatura na provincia, e dende logo que imos ter candidato. Queremos ter unha alternativa a un sector que xa demostrou como traballa na provincia. Queremos facer unha candidatura para ter partido na provincia, porque hoxe non existe. E non descartamos poder chegar acordos»

. Este sector del partido ya demostró su capacidad de resistencia roqueña en su respaldo tenaz a Martínez en las horas más difíciles en el conflicto suscitado en el PSOE por la presidencia de la Diputación al inicio del actual mandato.

Darío Campos dice que «agora toca estar a morte co noso secretario xeral»

Tomé Roca no quiere hacer comentarios sobre candidaturas en la provincia

Arias señala que el grupo del que forma parte no descarta establecer alianzas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Darío Campos: «Todos fomos de Besteiro, pero agora somos do noso secretario xeral»