Muere un lucense mientras esperaba una ambulancia que tardó tres horas por los árboles caídos en la vía

Los servicios de emergencias enviaron una segunda ambulancia; ambas llegaron una hora después del fallecimiento


LUGO / LA VOZ

José Arias, un vecino de Silvaldes, en la parroquia de Recesende, en el municipio lucense de Castroverde, murió ayer en su casa mientras esperaba una ambulancia. Según manifestó su esposa -la única que se encontraba con él en el momento de la urgencia-, sobre las cinco y veinte de la madrugada, el hombre empezó a sentirse mal e inmediatamente llamó al 061. «As ambulancias non chegaron ata as oito da mañá. Ía vir a de O Corgo pero dixéronme que había moitas árbores tiradas na estrada e non podía pasar. Despois dixéronme que mandaban a de Lugo, pero que tampouco daba pasado. Ao final viñeron as dúas, pero chegaron case tres horas despois. Cando se presentaron xa había unha hora que morrera», lamentó Mari Paz Dorado, su esposa.

Mientras la desesperación desbordaba a esta lucense, desde emergencias la llamaban preguntándole por la salud de su marido. «Chamáronme unhas catro veces e preguntábanme como tiña os ollos, as pernas... e eu dicíalles que se me ía. Non quería que chamaran por teléfono senón que o viñeran socorrer», manifestó.

Según indicó la mujer, el médico les comunicó que la causa del fallecimiento fue un edema pulmonar y que, aunque llegaran antes, hubiera muerto igual. «Pero eu quedo con esa espiña de se o salvarían se chegaran antes», dice.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
27 votos
Comentarios

Muere un lucense mientras esperaba una ambulancia que tardó tres horas por los árboles caídos en la vía