«Nacemos detrás do mostrador»

El ultramarinos, fundado en 1890 ganó el premio provincial al comercio de este año de la Xunta


lugo / la voz

Los hermanos Manuel, Iván y Francisco López Rivas, la cuarta generación de Casa Serra, una empresa de Castroverde, que nació en el año 1890 como ultramarinos y que ahora tiene una división también de alimentación animal, vivieron ayer un día especial. El DOGA publicaba la resolución que les otorga el premio Smart-Commerce Provincial, dotado con 1.500 euros.

Manuel López Rivas, el mayor de los tres, con 34 años, que ejerce las funciones de gerente, señaló que desde el año 2011, en que se jubiló su padre, Francisco López Rodil y que sus tres hijos tomaron el relevo, «estamos intentando facer cousas diferentes do convencional para fidelizar aos clientes».

Los hermanos no lo tienen fácil porque en Castroverde, un ayuntamiento con 2.700 habitantes, hay, con el suyo, cuatro supermercados, dos de ellos de cadenas de alimentación. A 22 kilómetros de distancia compiten con tres hipermercados. ¿Cómo lo consiguen? Según Manuel López, con atención personalizada a sus clientes, a los que conocen por el nombre, con precios competitivos y con imaginación. Una de sus señas de identidad es que recogen pedidos por teléfono y los entregan a domicilio. Se trata de un servicio, que según el gerente, valoran sobre todo las personas mayores que carecen de vehículos para desplazarse a la capital del municipio.

«Nacemos e criámonos detrás do mostrador, en contacto coa xente e queremos manter a filosofía das vellas tendas de ultramarinos, pero na versión moderna», señaló. Los hermanos son la cuarta generación de una familia de comerciantes, especializados en alimentación humana y animal, que se asentó en Castroverde a finales del siglo XIX. En su súper de 270 metros cuadrados de superficie disponen de 4.000 referencias de artículos. Venden de todo, menos pescado fresco. «Intentamos ter cousas novas tódolos días para que facer a compra non signifique monotonía», señaló López.

 Captar clientes

La alimentación animal la separaron del supermercado y ahora ambas funcionan de forma independiente.

En Casa Serra hubo un show cooking con el chef Héctor López, que enseñó a cocinar a niños y adultos; hay degustaciones periódicas de nuevos productos y entre las actividades para tener contenta a su clientela figuran los talleres de pasta fresca, de conservas o un concurso de dibujo infantil, que ha tenido mucho éxito entre la población infantil.

Cuatro generaciones y una misma actividad comercial

Francisco Rodil abrió en 1890 una tienda para vender productos del país en Castroverde. El negocio lo heredó su sobrino Manuel López Lence, el abuelo de los actuales dueños, que se lo transmitió a su hijo, Francisco López Rodil, que regentó el negocio junto a su esposa María Isabel Rivas. En el año 2002 separaron el supermercado de los suministros agropecuarios y en 2010 abrieron una nueva tienda en Pastoriza, Bretoña.

«Show cooking», talleres y concursos infantiles para competir con los hipermercados

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

«Nacemos detrás do mostrador»