Arte y poesía para tapar las miserias de la estación

Paco Pestana coloca cinco enormes paneles en el vestíbulo para dignificar la llegada y salida de viajeros


lugo / la voz

Que la estación de autobuses necesita una evidente mejora nadie lo discute. Y a pesar del lavado de cara que tuvo en el último año, con nuevos baños y pintado incluidos, sigue ofreciendo una de las peores imágenes de la ciudad, cuando precisamente tendría que ser un espacio casi idílico. Por el entran y salen miles de personas, entre ellas numerosos turistas y peregrinos que luego, al llegar a sus casas, explicarán las excelencias de la Muralla pero también las miserias de la estación y de su entorno.

Y en esto, que un verso libre, un espíritu rebelde y juvenil, a pesar de sus 67 años, llamado Paco Pestana, quiso aportar su grano de arena para dignificar la estación de buses. Se plantó en el despacho del gerente de la estación y le propuso ofrecer su arte y poesía para colgar de las paredes del vestíbulo, otrora ocupados por grandes anuncios publicitarios. La iniciativa tuvo buena aceptación y Pestana colgó cinco grandes paneles que recogen seis poemas satíricos y surrealistas, acompañados de sus fotografías.

«É a miña cidade e creo que a estación era un lugar ideal para contribuír a espallala arte», explica el artista, nacido en Castroverde pero afincando en Lugo. Pestana, que contó con el apoyo de Tatata, considera que este tipo de intervenciones en espacios públicos de la ciudad deberían ser más habituales, y espera que cunda el ejemplo y se animen instituciones y empresas. «É unha maneira de ir metendo cousas para ver se os futuros artistas teñen unha oportunidade».

Por el momento, estos cinco paneles llenos de ironía podrían en el futuro ser ampliados a más o, al menos, ser cambiados por otros nuevos poemas fotográficos. Los seis textos que por el momento se ven ya con su propio título muestran las intenciones del artista: El Búho. Bubo Bubo, receta búho real en pepitoria; Tinto de verano. Aliquando et insanire incumun est; El viajero feliz. (deitado) viatore-pauit; El topo. Tulpa occidentalis; El Rolls Royce. Mobilis-Mobilis-Mascota; y La comadreja. Mustela Nivalis.

Así, mientras uno hace cola para comprar el billete del Alsa o del Arriva y sortea a las personas que a diario piden limosna, se puede sorprender acerca del Rolls Royce: «De contrastado pedigrí, no tiene cruces sabidos con palleiros ni otras alimañas y generalmente no se relaciona con la clase obrera ni con la pequeña burguesía». O si en vez de esperar al frío en los duros bancos de los andenes uno se queda al calor del vestíbulo y puede «aprender» que el búho se prepara en caldeirada «agitándola con mesura en el sentido de las agujas del reloj y que macere por lo menos durante tres meses de crudo invierno». Luego, viene una frase llena de sexo, pero quizás para saber el final de este poema tan del gusto de Buñuel, será mejor acercarse hasta la estación y ver in situ esta propuesta insólita en una ciudad que necesita de agitadores como Pestana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Arte y poesía para tapar las miserias de la estación