La cobertura desquicia al rural lucense

diego pardo / M.C. LUGO / LA VOZ

CASTROVERDE

Encontrar señal móvil puede implicar desplazamientos de hasta tres kilómetros

12 sep 2015 . Actualizado a las 09:01 h.

«El teléfono al que llama está apagado o fuera de cobertura», pero rara vez el móvil se ha quedado sin gota de batería. Con esta frase, las operadoras móviles despachan a los miles de vecinos del rural lucense que padecen una constante falta de señal móvil, en lo que viene a ser una carencia más de las que sufre el mundo rural.

Según datos aportados por el Ministerio de Industria, responsable del mercado de telecomunicaciones, el 99,7% de la provincia está radiada por al menos la señal móvil de un operador. De no ser por las quejas de los vecinos del campo lucense, e incluso de la capital, Lugo, a efectos de la administración responsable, pasaría como una provincia más con problemas irrelevantes de cobertura. Qué decir de A Coruña o Pontevedra, que según informes del Ministerio ven cubiertos el 100% de sus territorio, cuando la evidencia, pisando el terreno, apunta a todo lo contrario.

El marco incomparable que nos ofrecen las tractoradas por un precio justo del litro de leche, que concentran a ganaderos de toda la provincia en apenas unos metros cuadrados, permitió preguntarles por la dotación de señal en sus municipios, y la risa abunda respecto a los datos aportados por el Ministerio.