Cambian filtros en la traída de agua de Castro de Rei por un fallo que hace subir los niveles de arsénico

Xosé María Palacios Muruais
XOSÉ MARÍA PALACIOS VILALBA / LA VOZ

CASTRO DE REI

Manantiales de Quintela, de los que se abastece la red municipal de agua de Castro de Rei
Manantiales de Quintela, de los que se abastece la red municipal de agua de Castro de Rei OSCAR CELA

El Concello pide que no se use la red para consumo humano ni para cocinar

21 oct 2021 . Actualizado a las 20:12 h.

El Concello de Castro de Rei cambió este jueves unas piezas (crepinas) en filtros de la traída municipal de agua, que se abastece del manantial de Quintela. Personal municipal descubrió que varias piezas estaban rotas y que ese problema hacía subir los niveles de arsénico en la traída. Como medida de prevención, se recomienda que el agua no se beba ni se utilice para cocinar; en cambio, no hay problema en usarla para lavarse.

La presencia de arsénico no es una novedad, ya que en una parte del municipio que comprende parroquias como Quintela, Azúmara, Santa Locaia y Goberno hay presencia de arsénico así como de hierro y de wolframio. De hecho, hasta hace décadas la minería de arsénico estuvo activa en el municipio.

El uso de esas crepinas (piezas de plástico, estrechas y de unos 15 centímetros de longitud) permite que la arena no se marche de los filtros. Ahora, al estar destrozadas, no cumplían esa función, por lo que se instalaron unos nuevos. Otra alternativa a la presencia de altos niveles de arsénico es el uso de un dosificador con ploricloruro de aluminio, aunque con esa opción se incrementan los niveles de aluminio, como admitió el alcalde, Francisco Balado.