Lugo es la provincia de Galicia que más población perdió en el 2020

Tan solo trece concellos lucenses consiguieron aumentar sus habitantes el año pasado

La tendencia continúa: las provincias de A Coruña y Pontevedra aumentan su población, mientras que Lugo y Ourense cada vez se quedan más vacías. El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó el censo por municipios del 2020. La provincia lucense perdió otros 1.641 habitantes el año pasado y se sigue posicionando como la tercera en población de Galicia. Además, Lugo ha sido la que más habitantes ha perdido, ya que en Ourense el número total descendió en 1.001. Mientras tanto, Pontevedra gana más de 2.700 y A Coruña, más de 2.200. A nivel nacional, Lugo ha sido la sexta provincia que más población ha perdido.

El cómputo negativo general de la provincia de Lugo también se repite en la inmensa mayoría de los concellos lucenses. Tan solo 13 municipios han conseguido aumentar el número de habitantes en el 2020, aunque una gran parte no llega a la decena de nuevas personas censadas. Las claves son la oferta de servicios y las buenas comunicaciones. Para el resto, sin embargo, la actualización del censo ha sido negativa, trayendo grandes consecuencias especialmente para Ourol y Pedrafita do Cebreiro que bajan del millar de habitantes.

LOS QUE MÁS GANARON

Trece concellos que rompen la estadística. Los municipios que han conseguido aumentarla población son Lugo, Castro de Rei, Meira, Guitiriz, Foz, Outeiro de Rei, Pol, Rábade, Ribadeo, Sarria, Trabada, Vilalba y Xove. La capital es la localidad que más ha aumentado, con 243 nuevos habitantes, seguida de Outeiro de Rei, con 59. A los siguientes ya los separa una mayor diferencia; son Foz con 36, Meira con 23 más y Castro de Rei con 21. Los restantes rondan la decena de nuevos censados o ni llegan.

EL CASO DE OUTEIRO DE REI

El éxito de la conciliación familiar. Entre los concellos que aumentan la población, destaca el caso de Outeiro de Rei por ser un municipio rural y pequeño, pero que suma cinco años de crecimiento. Tal y como explica su alcalde, José Pardo, una de las claves reside en el servicio de conciliación familiar. «De oito da mañá a oito da noite, os pequenos están atendidos polo programa do Concello», explica. Además, este municipio se encuentra a tan solo 8 kilómetros de la capital y cuenta con buenas comunicaciones gracias a la A-6. Además, el Concello está trabajando en la instalación de fibra óptica y en la gran mayoría de núcleos rurales se permite la construcción.

LOS QUE MÁS PERDIERON

O Saviñao se queda sin más de 100 habitantes. Un total de 54 concellos lucenses perdieron población este 2020. El más afectado de todos ha sido O Saviñao, que perdió 101 habitantes y lo sigue Burela con 90 personas censadas menos. Los concellos de Pantón, Cospeito y Friol rondan los 80 habitantes perdidos.

NEGUEIRA DE MUÑIZ

Ni sube ni baja. Negueira es el concello con menos habitantes de Galicia, tan solo tiene 215, por lo que los cambios se cuentan uno arriba o uno abajo. Este año es el segundo consecutivo que sigue teniendo los mismos habitantes. Aun así, no es la ocasión con menos personas censadas. En el 2010 llegó a tener 207.

CAPITALES DE COMARCA

Monforte, Chantada o Viveiro siguen cayendo. La provincia de Lugo cuenta con 13 comarcas y tan solo cinco de las capitales han aumentado su población. Las principales ciudades de Lugo como Monforte de Lemos, Chantada o Viveiro, que distan mucho del resto de concellos, también perdieron habitantes. A pesar de ser las localidades de referencia de la zona, año tras año continúan menguando.

LOS QUE BAJAN DE 1.000

Ourol y Pedrafita do Cebreiro. En el censo del 2019, tan solo una persona mantenía a Pedrafita en el umbral de 1.000 habitantes. Tras una caída de 32 personas, este concello lucense baja del millar, situándose en 969. En el caso de Ourol, bajó de 1.108 a los actuales 995. Estar por debajo de los 1.000 tiene grandes consecuencias para un concello: pierden ayudas y subvenciones que dependen del número de habitantes, y en las próximas elecciones municipales, si continúan así, tendrán dos concejales menos, ya que se atribuyen por umbrales de población. El caso contrario es el de Foz, que llegó en el 2020 a los 10.000, con lo que podría ganar cuatro concejales más, pasando de 13 a 17.

EL CONCELLO DE LUGO

A 243 menos de los 100.000. La capital de la provincia continúa creciendo, pero con mucha lentitud, en el 2020 se censaron 243 personas más. Hace 17 años que Lugo entró en los 90.000 habitantes y todavía no ha pasado a la cantidad de seis cifras. Tras esta última actualización del INE, restan 1.481 lucenses para los 100.000.

El territorio lucense tiene 40.000 habitantes menos que hace 24 años

Las cifras negativas de población se remontan a más de 25 años atrás. En el 1996, el Instituto Nacional de Estadística elaboró el censo municipal, tal y como se gestiona actualmente, por primera vez. En aquel momento, la provincia contaba con 370.303 habitantes. En estos 24 años, Lugo perdió 42.357 personas. Tan solo siete concellos cuentan con un balance positivo en los habitantes durante todos estos años: Burela, Lugo, Foz, Outeiro de Rei, Ribadeo, Sarria y Viveiro. Estas localidades han podido recuperar las personas censadas, pero el resto de la provincia no ha conseguido revertir su situación demográfica.

La población se concentra en A Mariña y A Terra Chá mientras el sur mengua

La actualización del censo municipal de la provincia deja entrever la concentración de la población lucense en dos zonas predominantes. En primer lugar en A Mariña, especialmente en Foz. Aunque Ribadeo, Burela y Viveiro hacen un balance positivo desde que el INE empezó esta estadística, en el 1996. Por otra parte, son varios los concellos de A Terra Chá que continúan creciendo, concretamente Vilalba, Outeiro de Rei y Guitiriz. Sin embargo, los concellos de la zona sur de la provincial, incluidos los más habitados, siguen menguando.

Nunca nacieron tan pocos niños en Galicia

Carlos Punzón

Los alumbramientos bajan por primera vez de los 16.000 al año y solo corresponden ya 1,02 hijos por mujer

Galicia tiene su futuro demográfico cada vez más encomendado a la llegada de nuevos residentes del resto de España y de otras zonas del mundo. Los datos estadísticos con los que se cierra el análisis del 2019 dibujan una Galicia donde cada vez que nace un niño  mueren exactamente dos personas. Una senda que si la inmigración no lo remedia, hará que por vías naturales la comunidad pierda 15.550 habitantes cada año.

Esa es la cuenta que presenta hoy el Instituto Nacional de Estadística con el balance estadístico del movimiento natural de la población, la cuenta que se realiza cruzando el número de nacimientos al de fallecidos en el mismo período. El año pasado no se habían contabilizado fallecimientos por coronavirus, en un ejercicio en el que Galicia minoró muy ligeramente el número de fallecimientos, fruto de un desgaste progresivo del volumen de las capas más veteranas de la pirámide de edad. Si en el 2018 hubo 32.419 muertes en la comunidad, un año después llegaron a 31.268. Desde hace cinco años se consignan las cifras más altas de mortalidad desde 1951.

Seguir leyendo

Votación
1 votos
Comentarios

Lugo es la provincia de Galicia que más población perdió en el 2020