El alcalde de Castro de Rei cambia de vivienda por el acoso de un vecino

Francisco Balado afirma que se siente amenazado y que pretende evitar riesgos para su familia

Balado, en imagen de archivo, dice sentirse acosado
Balado, en imagen de archivo, dice sentirse acosado

VILALBA / LA VOZ

El alcalde de Castro de Rei, el popular Francisco Balado, ha cambiado de residencia en las últimas semanas. La decisión tomada por el regidor se debe, según ha asegurado en la mañana de este lunes, al comportamiento de un vecino. Sostiene que ejerce acoso contra él, que se siente amenazado y que desea evitar riesgos para su familia. «Iso é o peor», ha afirmado.

Balado ha confirmado que a finales de julio había presentado una denuncia contra ese vecino, tras comprobar que dos ruedas de su coche estaban rajadas y que las dos puertas del lado derecho de su vehículo estaban rayadas. Por esas fechas, esa misma persona preguntó a un vecino del municipio dónde vivía el alcalde. Ese vecino, familiar de Balado, le dio una respuesta inconcreta, y luego telefoneó al alcalde para comentarle lo ocurrido y preguntarle si tenía algún problema con esa persona.

El regidor decidió entonces cambiar de vivienda. También había retirado la denuncia, aunque un segundo incidente, ocurrido en Castro de Ribeiras de Lea este último fin de semana, ha acabado en un cruce de denuncias. 

El regidor castrense ha reconocido, según informa EFE, que aún está recuperándose del susto tras el encuentro violento que tuvo lugar a última hora de la tarde del sábado con este vecino. Según relató el afectado, en ese momento iba paseando con su padre por la localidad cuando vieron que el individuo se metía en el callejón donde está el despacho profesional de Balado.

«Achegámonos a el e recriminámoslle que se metera con nós. Reaccionou de forma violenta, tentando atacarnos, polo que tentei suxeitalo polas mans», narra el alcalde, quien asegura que, en el forcejeo, acabó con un puñetazo en la mandíbula y con un cristal de las gafas roto.

Según contó el regidor castrense, este es solamente el último episodio de un «acoso» que lleva sucediendo desde 2011, unos meses después de su llegada a la alcaldía.

El alcalde dice que este vecino consideraba que su presencia al frente del Ayuntamiento era un «impedimento para que el puidese atopar traballo e ser unha persoa libre». Por eso, unos meses más tarde «instalou uns altofalantes no seu vehículo para proferir descualificacións contra o alcalde e os políticos do Partido Popular», según señalaron vecinos del presunto acosador en la parroquia de San Martiño de Goberno.

Más tarde, en 2014, este individuo se presentó en la alcaldía y empezó a amenazar directamente a Balado, por lo que el regidor solicitó ayuda a la Guardia Civil. A partir de este momento, empezó a darse una vigilancia constante de los pasos del alcalde, hasta que el pasado 29 de julio aparecieron cortadas las ruedas de su coche.

Desde ese incidente no hubo ningún otro encuentro hasta la semana pasada, cuando presuntamente rayó las puertas del vehículo del alcalde y también de su padre, en la localidad de Castro Ribeiras de Lea.

«Tena tomada con nós e materialízao na miña persoa», lamentó Balado, quien también señala que este «acoso» le ha hecho «cambiar de hábitos de vida», como irse de su anterior casa o esconderse en el coche para evitar daños.

«No noso cargo non vai aparellada a obriga de aguantar ataques ou ameazas deste tipo», se queja Balado, quien asegura: «Nunca tiven problema con ningún veciño á parte de con este individuo, que está obsesionado coa miña figura».

Rajan las ruedas al coche del alcalde de Castro de Rei delante de la consistorial

Francisco Balado, alcalde de Castro de Rei
Francisco Balado, alcalde de Castro de Rei

Francisco Balado resta importancia a unos hechos que nadie parece haber visto

Alguien rajó las cuatro ruedas del coche del alcalde de Castro de Rei en la mañana de ayer mientras estaba en la alcaldía y con el vehículo aparcado tras la casa consistorial. El popular Francisco Balado denunció los hechos por si se tratase de algún perturbado que además de atentar contra su coche pudiese hacerlo también contra él.

El regidor quiso restar importancia al hecho, que nadie parece haber visto, y espera a que la Guardia Civil investigue la causa. Entre el vecindario sorprendió este ataque a un alcalde que precisamente tiene un carácter dialogante y muy cercano.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El alcalde de Castro de Rei cambia de vivienda por el acoso de un vecino