Aparece una pieza prerromana de bronce en Viladonga

Xosé María Palacios Muruais
XOSÉ MARÍA PALACIOS VILALBA / LA VOZ

CASTRO DE REI

Se trata de un objeto del siglo III antes de Cristo que fue hallado en un aljibe

17 jun 2020 . Actualizado a las 20:37 h.

La campaña de excavaciones en el castro de Viladonga (Castro de Rei) ha revelado una gran sorpresa. Dentro de los trabajos que lleva a cabo la empresa Terra Arqueos ha aparecido una pieza de bronce de origen prerromano. Las primeras conclusiones recogen que se trata de un objeto del siglo III antes de Cristo, y fue encontrada por el arqueólogo Miguel López, uno de los responsables de la citada empresa y de la campaña ahora en marcha, en el fondo de un aljibe.

El aljibe, situado al pie de la muralla en la zona nordeste de la croa, apareció en la campaña del 2018. El hallazgo supuso una prueba firme de la ocupación del castro en el período prerromano, de igual modo que otras pruebas ( restos de construcciones, por ejemplo) aparecidas entonces y después confirman esa teoría.

Parece que el objeto, una hacha de bronce, estaba asociada con rituales de sacrificio. De las primeras impresiones se desprende que se trata de una pieza de una gran decoración. Apenas mide 13 centímetros y pesa 22 gramos. El destino de este valioso hallazgo será la exposición en el Museo de Viladonga, que está situado al lado del castro y que tiene entre sus funciones el estudio y la conservación de piezas halladas en ese recinto.  

Restos de construcciones muestran la ocupación prerromana en Viladonga

XOSÉ MARÍA PALACIOS

El castro de Viladonga (Castro de Rei) estuvo, como otros recintos de este tipo, habitado antes de la llegada de los romanos. Pero en estos momentos, además, el visitante puede observar restos de las primitivas construcciones que indican efectivamente esa ocupación anterior, que puede situarse en torno a los siglos II y I antes de Cristo.

Trabajos realizados hace años ya ofrecieron material prerromano -piezas de bronce y objetos de cerámica que se guardan en el museo contiguo al castro-; sin embargo, las tareas del año pasado, ahora a la vista de los que acuden al recinto, muestran restos de varias construcciones, situadas dentro de la croa. Los edificios tenían base de piedra, que se observa claramente en algunos pasos, y techo construido con elementos vegetales. Al lado de algunas, además, se ve un muro que las circunda y que también contiene elementos de la etapa prerromana.

Seguir leyendo