Tres detenidos en Castro por robar 8.000 euros en material de obra

Los arrestados acudían a repostar a las gasolineras y huían sin pagar


LUGO/ LA VOZ

Agentes de la Guardia Civil detuvieron en Castro de Rei a los tres presuntos autores de dos delitos de robo, un delito de hurto y un delito de estafa perpetrados hace unos meses en varios concellos de la provincia.

Los hechos se remontan al pasado 12 de junio, cuando los presuntos autores fueron sorprendidos mientras cometían un robo de material de construcción en una nave industrial de Castroverde. Asimismo, los agentes tuvieron conocimiento que horas después supuestamente cometieron un hurto de herramientas en el alpendre de una vivienda de Castro de Rei.

El mismo día, los agentes localizaron a la furgoneta en la que viajaban los tres cacos en la carretera N-640 y cuando intentaron identificar a los ocupantes del vehículo, estos hicieron caso omiso a las indicaciones de los agentes. En su huida sufrieron una salida de vía con la furgoneta a la altura de A Campiña. Fueron identificados y auxiliados por los servicios de emergencia.

En el registro del vehículo, los agentes localizaron una gran cantidad de herramientas y material, que fue intervenida al sospecharse de su procedencia supuestamente ilícita.

En ese momento, la Guardia Civil inició una investigación que llevó al esclarecimiento de los hechos, así como otro delito de robo con fuerza cometido durante la madrugada del seis de junio de este año en una parcela anexa a una nave industrial situada en Castro de Rei, donde supuestamente estas mismas personas sustrajeron material de construcción.

En el transcurso de la investigación se localizó parte de los materiales sustraídos en Castroverde y en Castro de Rei. El valor total de las herramientas y material de construcción sustraído asciende a unos 8.000 euros.

Sin pagar en la gasolinera

Asimismo, los agentes investigaron a estos tres individuos como presuntos autores de un delito de estafa ocurrido el pasado día diez de junio en Guitiriz, al haberse fugado sin abonar el combustible repostado en una estación de servicio.

Las personas detenidas en relación a estos hechos fueron puestas a disposición judicial.

Rabia e impotencia la de los hosteleros Luis y María cuando en la mañana del domingo acudieron a una finca situada en las inmediaciones de la iglesia de Ponte Vilar, en Cospeito, y se encontraron sin varias lonas la carpa que habían instalado para servir el pulpo en una comida vecinal.

Este matrimonio, que regenta una pulpería en el municipio de Becerreá y que también sirve el producto en diversos eventos, fue el contratado por los organizadores de la comida vecinal. «Montámola o venres e o sábado pola noite foron integrantes da comisión á finca e as lonas estaban intactas. Foi o domingo cando chegamos e cando nos atopamos sen a lona da cabeceira e a dun lateral», relata María, que explica que nunca le sucedió algo así y que era la primera vez que servían el pulpo en esta comida vecinal. «Tivemos que facer uso doutras lonas para que todo seguira segundo o previsto», indica.

Los afectados llamaron a la Guardia Civil para comunicarle los hechos y una patrulla se personó en la finca. A continuación, los hosteleros interpusieron la correspondiente denuncia en el Cuartel. «Valoramos o material roubado en 900 euros. As lonas son hidrófugas e cada unha custa 300 euros. Pola súa parte, cada fiestra 150 euros», valora la propietaria.

Agentes de la Guardia Civil investigan este suceso, que podría estar relacionado con una tentativa de robo en una vivienda particular de la zona.

Agentes de la Policía Local identificaron al presunto organizador de una quedada de vehículos - con unos 130 asistentes y no autorizada-, en la que fueron denunciados una decena de personas por carecer de seguro obligatorio de automóviles y tres conductores por conducir de manera negligente.

La Policía indicó que tuvo conocimiento de la quedada «a noite das bestas» a través de las redes sociales y fue por ello que estableció un operativo especial con vehículos policiales rotulados y camuflados la noche del viernes en el aparcamiento del Pazo Universitario.

De este modo, el operativo, para «garantizar la tranquilidad y seguridad de todos los ciudadanos» ante la denominada «la mayor quedada del año», estuvo a cargo de los agentes de la Unidad Territorial de Policía de Barrio, que comprobaron que se reunieron en la explanada del Pazo Universitario unos 130 vehículos, entre los que se formularon una decena de denuncias por carecer de seguro obligatorio para automóviles, ITV caducada o por llevar aristas o adornos que sobresalían más de lo permitido.

Al tiempo y según la Policía Local, en el polígono industrial de As Gándaras se reunieron unos 25 vehículos y los agentes sorprendieron a tres conductores que conducían de una manera «negligente», motivo por el que fueron identificados y denunciados.

Los policías también identificaron al que «probablemente puede ser el organizador del evento en el Pazo Universitario» y comprobaron que sobre su vehículo «pesaba una orden de búsqueda, captura y precinto» por una requisitoria de la Seguridad Social, por lo que fue llevado al depósito municipal, donde quedó precintado. Según indicó la Policía Local, a esta persona, el resto de asistentes le reservaron a su vehículo un lugar preferente en el centro.

Conductor investigado

Por otra parte, la Policía Local investigó a un conductor por un supuesto delito contra la seguridad vial. Los hechos ocurrieron luego de que un chófer arrojara una tasa de alcohol positiva tras estar implicado en un accidente de circulación en la Avenida Infanta Elena. Arrojó un resultado positivo de 0,80 miligramos por litro de aire espirado y fue por ello que fue investigado por un delito contra la seguridad vial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Tres detenidos en Castro por robar 8.000 euros en material de obra