Castro mantiene su peso en las ventas de terneros pese a mover menos reses

El ganado vacuno menor domina de modo abrumador las transacciones, pero el caballar tiene una cita asentada


VILALBA / LA VOZ

El mercado de Castro de Ribeiras de Lea está asentado como centro de distribución de terneros en Galicia, si bien los datos del último año muestran un descenso frente al 2017. La concentración de terneros representa casi el 90 % de los animales que pasan por el mercado comarcal, aunque otras reses, pese a ser muy inferiores en número total, han logrado protagonizar un mercado anual que ya ha alcanzado la consolidación.

 ASÍ FUE EL 2018

Menos de 30.000 terneros pasaron por el mercado. Según los datos facilitados en días pasados por el Concello de Castro de Rei, que gestiona las instalaciones, el ganado vacuno menor no llegó en todo el 2018 a las 30.000 reses: fueron exactamente 29.697 las que se movieron. El ganado vacuno mayor aportó 88; el porcino, 167, y el caballar, 535. La suma total de cabezas de ganado rebasó las 30 (30.487).

 TENDENCIA

Disminución en terneros frente al 2017. Comparando los datos del 2018 con los del 2017, el año pasado entraron menos terneros que durante el anterior (31.584), aunque se incrementó el número de reses equinas (en el 2017 hubo 459). Hubo descensos en el ganado porcino (302 cabezas en el 2017) y en el vacuno mayor (132 cabezas en el 2017). Los datos del año pasado muestran también que en Castro de Ribeiras de Lea se movieron menos terneros que en Silleda, aunque no se trata de una situación habitual: el mercado pontevedrés superó al chairego en el 2017; pero este, por ejemplo, había conseguido ventaja en los tres años anteriores.

 COTIZACIÓN

Un precio estable pero bajo, con los cebaderos como destino. Los casi 30.000 terneros que pasaron por el mercado el año pasado tuvieron un valor cercano a los cinco millones de euros, lo que supone una media de menos de 200 euros por cabeza. «É un prezo estable pero baixo», manifestó el concejal de Mercados de Castro de Rei, Roberto Lorenzo. La situación no es novedosa, sino que más bien representa la continuación de una tendencia presente desde hace años. Lo que no cambia es el destino de las reses, que suelen ir a parar a cebaderos de otras comunidades autónomas.

 EVOLUCIÓN

Disparidad de dos ferias de origen reciente. La feria mensual de ganado vacuno de vida, recuperada por el Concello de Castro de Rei en la pasada década, genera poco movimiento anual, como reconoce Lorenzo. Distinta es la evolución de la Feira do Cabalo, que suele celebrarse el primer fin de semana de septiembre y cuyo comienzo es anterior. Combina la venta de reses con las actividades de ocio, y la presencia de animales ha aumentado tras unos años de disminución.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Castro mantiene su peso en las ventas de terneros pese a mover menos reses