«¿Un Stonehenge en Lugo? Podría haber cientos, pero no se investiga»

El arqueólogo cree que las excavaciones deberían incluir labores de interpretación


LUGO / LA VOZ

Francisco Hervés (1961) lleva en Lugo desde 1986. Si se repasa ese tiempo con ánimo positivo, se constata que la Muralla es Patrimonio de la Humanidad, que su conservación ha mejorado y que el pasado romano de la ciudad es más conocido y más valorado. Si se analizan esos años con un criterio negativo, ni el patrimonio romano y prerromano es un motor de dinamización tan potente como en otros lugares, ni su conocimiento ha alcanzado amplias proporciones.

Herves, que ha participado en excavaciones y en trabajos relacionados con planes de urbanismo en distintos ayuntamientos lucenses, parece más optimista que pesimista, y sobre todo subraya el variado legado que el período prerromano y el romano ofrecen para el investigador. Cabe preguntarse y preguntarle si en Lugo podría llegar a verse un conjunto megalítico como el de Stonehenge, del sur de Inglaterra. «¿Un Stonehenge en Lugo? Podría haber cientos. Lo que hay que tener es investigación y medios para rentabilizar el patrimonio», dice.

Apunta que en Penarrubia (Adai - O Corgo) hay un conjunto de interés en el que las excavaciones podrían ofrecer resultados valiosos porque no se conoce bien su contenido; recalca que Outeiro de Rei es una «zona muy rica», y comenta además que el mundo paleocristiano, del que Santa Eulalia de Bóveda es un buen ejemplo, ofrece elementos singulares.

Que aparezcan yacimientos como el de Stonehenge no es casualidad, opina. «Surgen cuando se investiga bien», dice; y a renglón seguido explica que si no se investiga bien, la razón está clara: «No se invierte dinero», manifiesta.

Una tendencia habitual en los últimos tiempos es la limpieza de castros, que en algunos casos se lleva a cabo por impulso de los concellos. «Cada ayuntamiento quiere tener el suyo; pero la interpretación no se está haciendo; se excava, pero no hay puestas en valor», dice.

Uno de los lugares en los que el hallazgo fue acompañado de investigación fue Orizón (Castro de Rei). Una pieza encontrada en terrenos del monte comunal de esa parroquia chairega a principios de esta década fue estudiada por Hervés de modo minucioso: se trata de un objeto funerario, que data aproximadamente del año 1.200 antes de Cristo y cuya aparición suscitó comentarios entre especialistas de toda España.

La pieza se expone actualmente en el Museo de Viladonga (Castro de Rei), y el arqueólogo recalca que aún genera curiosidad: está construida en pizarra, con numerosos orificios, y se halló en una zona que pudo ser un lugar de cruce de caminos y de tránsito. Es un caso en el que se apoya para subrayar que la provincia tiene un rico mundo prerromano aún sin divulgar. Recuerda que las obras de construcción de la A-6 permitieron descubrir restos en Coeses (Lugo): «Fue un hito», afirma. ¿Fue una casualidad? Más bien parece que no. «Lugo es una zona de una riqueza megalítica excepcional», explica.

«Lugo es una zona de una riqueza megalítica excepcional»

«Cada concello quiere tener su castro, pero no hay puesta en valor»

Nuevas investigaciones sobre hallazgos

Parte de los trabajos que realiza Hervés tienen una parte vocacional. Los cometidos que desempeña en su empresa, Arqueoconsulting, no impiden que dedique parte de tiempo analizar otras piezas. Así ocurre en los últimos meses con sendos hallazgos de Paradela y de Friol. Los dos parecen corresponder a la Edad del Bronce (alrededor del 1.000 antes de Cristo); el primero es una representación de un guerrero, y el segundo aún se está estudiando.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«¿Un Stonehenge en Lugo? Podría haber cientos, pero no se investiga»