Las vacas también hacen pretemporada

Acudir a certámenes supone cambios en la alimentación, aunque se mantiene el rendimiento lechero


vilalba / la voz

Entre julio y agosto, para los futbolistas se suele desarrollar la pretemporada, en la que se coge el tono físico y se ensayan tácticas para los meses posteriores. El ganadero Manuel Sandamil, que se formó en las categorías inferiores del Lugo y jugó varios años en Tercera, sabe qué es eso. También sabe que hay un período del año, a finales del invierno y a finales de la primavera, en el que las explotaciones con animales que acuden a concursos realizan un trabajo específico, con alimentación algo distinta a la de los otros meses y con entrenamientos dedicados a inculcar destrezas a las reses.

Estamos, pues, en plena pretemporada en su explotación, situada en Pacios (Castro de Rei) y formada en realidad de la fusión de su granja y de otras tres más. La asistencia a concursos empezó hace unos diez años, cuando su explotación familiar funcionaba en solitario. Los concursos de Muimenta, Silleda y Gijón son su calendario anual habitual.

elección

Selección unos dos meses antes. Unos dos meses antes de un concurso se observa qué animales- la SAT Vereda tiene 420 vacas, 215 en ordeño- pueden hallarse en buenas condiciones. Una vaca debe de estar en buenas condiciones en cuanto a sus carnes -su peso puede rondar los 500 kilos- y en lactación, de modos que tenga suficiente leche para una buena conformación de la ubre. El animal, detalla el ganadero, debe de reunir, pues, buenas condiciones desde el punto de vista morfológico.

nutrición

Alimentación específica. Una novilla que se prepara para un concurso recibe una alimentación formada por concentrado de pulpa de remolacha, por veza -una planta herbácea leguminosa- y por fibra, con una cantidad de agua que puede ir de 20 a 60 litros según la edad de la res. Una vaca tiene, durante la preparación, una alimentación en la que se añade concentrado a los ingredientes habituales -unos 33 kilos de maíz, unos 10 de silo de hierba y unos 11 de concentrado, además de unos 100 litros de agua-.

entrenamiento

Recorridos para que aprendan movimientos. Si el animal va a participar por primera vez en un desfile, se realizan con él unas prácticas. Sandamil explica que hay que acostumbrarlo «a camiñar despacio, coa cabeza erguida», como deberán hacer en el concurso. Si ya han participado, se efectúan movimientos para que recuerden lo que ya se ha practicado antes.

CUIDaDoS FÍSICOS

Regeneración del pelaje. Aproximadamente un mes antes del concurso, al animal se le practica un pelado para que el pelaje se vaya regenerando y quede brillante. El animal se lava varias veces por semana. En cambio, los cuidados médicos no suelen intensificarse, salvo el uso de algún complejo vitamínico que se da para abrir un poco el apetito del animal.

REACCIÓN

La producción de leche se mantiene. Los animales no suelen estresarse. Quizá noten alguna pequeña reacción durante los primeros días de la preparación, aunque los síntomas van desapareciendo. Mientras tanto, la producción de leche no solo se mantiene en esas semanas, sino que incluso, por el aporte de concentrado que se les da, puede aumentar.

últimos pasos

Fibra y concentrado como alimentación. La víspera del concurso, al animal se le da fibra, mientras que el día en que se celebra el certamen ganadero toma concentrado, mezcla y mucha agua.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las vacas también hacen pretemporada