Solo 9 de los 30 niños de Baamonde acabaron en el colegio de Begonte

María Guntín
María Guntín BAAMONDE / LA VOZ

BEGONTE

El centro se cerró para concentrar alumnos, pero la mayor parte de los padres decidieron matricular a sus hijos en otros concellos limítrofes

17 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El colegio de Baamonde cerró sus puertas para siempre en junio tras lo que empezó como una decisión del alcalde. Ahora, las instalaciones están llenas de maleza y no parecen presentar utilidad. El popular José Ulla explicó su intención de concentrar a todos los alumnos en el colegio de Begonte, asegurando que así podría mejorar los servicios del mismo y reconvertir sus instalaciones en una escuela de música.

Sin embargo, este primer curso tras la clausura del cole rural, las matrículas desmienten vorazmente la intención del regidor. Solo nueve de los 30 niños que estudiaban en Baamonde están ahora en Begonte. El resto acuden a colegios de Parga (13), Guitiriz (1), Vilalba (2) y Lugo (1). Otros cuatro jóvenes empezaron el instituto en Guitiriz y Rábade.

El más demandado, sin transporte

El CEIP Santo Estevo de Parga ha sido el lugar elegido por la mayor parte de los padres, que argumentaron esta semana y desde la puerta del colegio su decisión: «É o máis parecido que temos ao noso colexio de Baamonde, un sitio pequeno e familiar. A Begonte tiñamos claro que non os iamos levar porque despois de que nos pechasen un colexio polo capricho dun alcalde, queríamos conservar a dignidade», defendía una madre. Y esto teniendo en cuenta que cinco de estos padres tienen que llevar a sus hijos en sus vehículos particulares al no tener transporte escolar de Baamonde y Begonte y no poder beneficiarse del servicio de taxis. En ambos casos, la Xunta argumenta que todo es debido a que colegio y niños están en ayuntamientos distintos y desmentía coacciones a los taxistas, precisando, eso sí, que para que estos hiciesen el transporte escolar deben tener un contrato con el colegio —ya lo tienen— y pedir autorización a la Xunta de Galicia. Lo cierto es que estos padres estaban dispuestos a pagar el trayecto escolar de sus hijos, pero no hubo forma de cerrar un acuerdo en tiempo y forma. Además, la Administración reiteró que no existía parada en Begonte de la línea que va a Parga, pero lo cierto es que sí hay una y es para los pequeños que van al centro educativo de Begonte.