Begonte, primera corporación lucense en cuarentena tras un polémico pleno

En la sesión se trató el polémico proyecto del alcalde de cerrar el colegio de Baamonde para utilizar el edificio como conservatorio

Concentración de rechazo del cierre del colegio de Baamonde, en Begonte
Concentración de rechazo del cierre del colegio de Baamonde, en Begonte

lugo

La corporación de Begonte va camino de ser la primera de la provincia y quizá de Galicia con todos sus miembros en cuarentena por celebrar un pleno presencial en el que entraron en contacto con un concejal positivo en covid. Los últimos plenos se habían celebrado en el amplio local de la antigua cámara agraria, para garantizar distancia interpersonal. Sin embargo, el pasado viernes, el alcalde José Ulla (PP) -veterinario- convocó un pleno que celebró en el salón de la consistorial, de dimensiones reducidas.

El asunto a tratar era un polémico proyecto del alcalde: hacer desaparecer el colegio de Baamonde para utilizar el edificio como conservatorio de música y mandar a los 30 alumnos al centro de Begonte. Los padres, en pie de guerra contra lo que consideran un agravio para sus hijos, habían convocado una manifestación paralela al pleno. Fuese por este motivo o por otros, el alcalde presidió la sesión en el salón de plenos de dimensiones más reducidas, en el que no pudieron entrar más que un puñado de personas. Tan reducido era el espacio que cuando llegaron dos periodistas, el alcalde les dijo que no «debían» entrar porque el espacio era muy reducido. Y así fue; los representantes de la prensa quedaron fuera por recomendación de una voz tan autorizada como es la de un alcalde-veterinario. Finalmente, el veto tuvo su parte positiva porque se libraron de entrar en cuarentena, como tendrían que hacer todos los asistentes, según recoge el Diario Oficial de Galicia del pasado martes.

La corporación, aunque ayer se dijo que estaba «bajo vigilancia» y a la espera de las pruebas PCR, debería estar ya en cuarentena si cumple las normas preventivas específicas de la Xunta, por haber estado en contacto estrecho con un positivo confirmado, del grupo de gobierno.

Es de suponer que durante el pleno se hubiese respetado al menos la distancia de seguridad, porque además de que el alcalde es veterinario, hay un médico teniente de alcalde.

Mala suerte

Pero si ya es mala suerte que la primera corporación que se contagie en la provincia sea la presidida por un veterinario acompañado de un médico, peor suerte es que justo ayer en el Parlamento de Galicia el conselleiro de Cultura echase balones fuera con respeto al proyecto del alcalde. Dio a entender que el conservatorio lo pagaría en su caso el concello, poniendo otra nota discordante en el proyecto musical de Ulla que el conselleiro calificó de «evolucionado» y el diputado del PSOE de «megalómano».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Begonte, primera corporación lucense en cuarentena tras un polémico pleno