La familia que adoptó a la perra maltratada de Begonte quiere devolverla a una perrera

La hembra apareció en Gaibor hace seis meses con el cuello gangrenado y un pronóstico grave


LUGO / LA VOZ

La familia que adoptó a la perra que llevaba semanas vagando por Begonte con el cuello gangrenado y que fue rescatada por Ayuda Alimentaria Animalista exige a la asociación que la vaya a recoger antes del viernes. «Esto es otra forma de maltrato con todo lo que ha pasado la pobre Laica», explican los voluntarios.

El animal, una hembra, estaba dentro de un horno de leña cuando la encontraron y fue una de las voluntarias la que se introdujo en el habitáculo para rescatarla, ante la imposibilidad de atarla por el cuello como consecuencia de las graves heridas que presentaba en el cuello. 

Una superviviente

La perra estuvo ingresada con un pronóstico grave ya que albergaba otras lesiones, como una infección muy severa, lombrices y pulgas, así como una úlcera muy profunda en el cuello como consecuencia de que alguien le atase el collar con una brida.

También presentaba otras heridas en la cabeza y el cuerpo. La familia que decidió adoptarla fue la misma que dio la voz de alarma y avisó a las autoridades de que una perra caminaba por Gaibor con una herida abierta. A pesar de ser una competencia directa del Concello, nadie se hizo cargo del animal. Seis meses después del suceso, según explican desde Ayuda Alimentaria Animalista, se desentienden del animal y quieren «devolverlo».

Desde la asociación recalcan la importancia de «utilizar el sentido común a la hora de adoptar» para evitar casos como este, en los que animales que ya han sido maltratados vuelvan a pasar por una etapa traumática y un segundo rechazo. Desde hace meses, explican en Ayuda Alimentaria Animalista, los nuevos dueños de Laica impiden que las voluntarias que ayudaron en su rescate puedan verla, a pesar de que es la asociación la que proporciona la comida y la medicación que necesita el animal.

Por mediación de una abogada, desde la organización aseguran que la familia adoptiva amenaza con entregar a Laica en una perrera, alegando un «intento de agresión a la familia» por parte del animal, algo inviable según los animalistas que, aseguran, «es una perra dócil y cariñoso».

Ahora, piden desesperadamente una nueva adopción. Los interesados pueden contactar con la organización a través de la página de Facebook que tiene su mismo nombre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
47 votos
Comentarios

La familia que adoptó a la perra maltratada de Begonte quiere devolverla a una perrera